La salud es lo que importa

Aneurisma de aorta abdominal

El tratamiento endovascular reduce el tiempo de hospitalización y las complicaciones

EL aneurisma es una dilatación de las arterias que se produce por una alteración en la pared del vaso sanguíneo. Como consecuencia esta aumenta su diámetro y existe riesgo de rotura o de producirse una hemorragia interna. Para saber más sobre este asunto y las últimas novedades en su tratamiento acude a ¿Qué me pasa doctor? Pablo Gallo González, Jefe de la Unidad de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Ruber Internacional del grupo Quirón.

Me comenta que se trata de una de las manifestaciones más comunes de la enfermedad arterial. Los aneurismas pueden producirse en cualquier arteria del cuerpo son más frecuentes en el cerebro, detrás de la rodilla, en el intestino, en brazo o en la aorta torácica. Pero sin duda los más frecuentes son en la aorta abdominal, que representan el 80 por ciento de los casos.

El problema es que normalmente no produce síntomas, por lo que se diagnostica de manera casual al realizar una ecografía o un TAC abdominal por otro motivo médico. Pero lo que sí se sabe es que afecta más a mayores de 65 años, hombres y a personas fumadoras. Y aunque pueden tener origen genético, tener presión arterial alta, el colesterol elevado, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y fumar pueden aumentar el riesgo de ruptura de aneurisma.

Cuando existe sospecha de aneurisma de aorta abdominal una de las pruebas diagnósticas de referencia es el eco–doppler color, que muestra la estructura, movimiento y función de los vasos sanguíneos en tiempo real y permite valorar el tamaño y localización del aneurisma, el compromiso o no de otras arterias adyacentes y la presencia de aneurismas en otros sectores.

Para prevenir que se produzca es imprescindible un seguimiento médico y controlar que aumente su tamaño. Tal y como indica el especialista de la Ruber Internacional “un crecimiento rápido de un aneurisma aórtico, un crecimiento igual o superior a 5mm de diámetro en 6 meses o un diámetro mayor de 55mm, multiplica el riesgo de rotura del aneurisma, por ello, estos casos requieren especial atención y hay que decidir un tratamiento totalmente individualizado”.

Y aunque habitualmente se realizaba mediante cirugía abierta, el tratamiento endovascular reduce el tiempo de hospitalización, las complicaciones, es más eficaz y menos agresivo para estos casos. El doctor Gallo afirma que “la reparación endovascular de aneurisma (EVAR) es una alternativa terapéutica innovadora y poco invasiva en el tratamiento de aneurismas de aorta abdominal, con muchas ventajas respecto a la cirugía abierta convencional, sin embargo, suele ser un reto en aneurismas aórticos complejos, con características anatómicas desfavorables como cuello corto, excesiva angulación o cuando se involucran las arterias viscerales”.

Dada la complejidad de este procedimiento, en estos casos puede ser necesario el implante de una endoprótesis ramificada que permite tratar la aorta suprarrenal permitiendo la permeabilidad de los troncos viscerales (arterias del intestino y de los riñones), estas prótesis necesitan un estudio previo especializado y una fabricación a medida de la prótesis según la anatomía de cada paciente. Es lo que hay. Seguro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios