Análisis

El parqué

Asentado en los 9.700

El Íbex 35 subió ayer un 0,08%, hasta los 9.750 puntos, por el empuje de Inditex que avanzó un 1,85%, en una jornada sin apenas referencias para los inversores, más allá de los cruces de amenazas entre Washington y Pekín.

Con la prima de riesgo española en 102 puntos básicos, el Íbex sumó 7,5 enteros, hasta 9.754,6 unidades, y reduce ligeramente sus pérdidas anuales al 2,88%, aunque en la semana avanza un 0,15%.

De las grandes plazas europeas, Fráncfort concluyó con unas ganancias del 0,34% y París cerró casi plano, al subir un 0,01%, mientras que Milán perdió un 0,69% y Londres, un 0,45%. El euro se pagaba a 1,156 dólares a cierre de mercado y el barril de crudo de Brent, referencia para Europa, se cambiaba a 72,2 dólares.

La mayoría de los parqués asiáticos se aprovecharon del dato de inflación de China, que se situó en el 2,1% en julio, y así, el CSI 300, en el que cotizan las principales compañías del gigante asiático, avanzó un 2,5% y el Hang Seng de Hong Kong, un 0,88%, mientras que el Nikkei de Tokio cayó un 0,2%, por los malos datos en pedidos de maquinaria.

La jornada no poseía alicientes macroeconómicos de referencia para los inversores, aparte de que las solicitudes de subsidio por desempleo en EEUU han bajado hasta mínimos de hace 50 años, por lo que seguían con las noticias de la guerra comercial y nuevas sanciones económicas de Estados Unidos a terceros, esta vez a Rusia, por el ataque químico a un ex espía en el Reino Unido.

Por su parte, China comunicó que responderá, del mismo modo y en la misma fecha, al anuncio de Estados Unidos de imponer aranceles al 25% a productos chinos valorados en 16.000 millones de dólares.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios