El Íbex 35 subió ayer un 0,27% y se acerca cada vez más a los 10.200 puntos a pesar de las pérdidas de las principales plazas de Europa, en una sesión en la que el mercado se mantuvo a la espera de que el presidente de EEUU, Donald Trump, anunciara posibles embargos comerciales y petroleros a Irán.

Con la prima de riesgo española en 76 puntos básicos, el principal indicador de la Bolsa cerró en 10.168,10 puntos, tras sumar 27,2 enteros, con lo que eleva las ganancias anuales hasta el 1,24%.

En el Viejo Continente, las principales bolsas cerraron a la baja, ya que Milán cedió un 1,64%, ante las posibles nuevas elecciones por el bloqueo político que impide formar Gobierno; Fráncfort cayó un 0,28%; París, un 0,17% y Londres, un 0,02%. La inestabilidad en Italia ahondó en las pérdidas del euro frente al dólar, que retrocedió hasta 1,18 dólares.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, referente en Europa, bajó a 73,9 dólares, frente a los 75,76 de ayer, cuando marcó máximos de noviembre de 2014.

Entre los grandes valores del Íbex destacaron sobre todo las subidas de Inditex y Telefónica, del 0,56% y el 0,53%, respectivamente, y la del Banco Santander, que avanzó un 0,07%, mientras que Repsol cayó un 0,71%, BBVA, un 0,47% e Iberdrola, un 0,3%.

IAG fue el valor más alcista al subir un 3,8%, en su intento por hacerse con la compañía Norwegian, seguido de Grifols, que ha avanzado un 2,97%.

Red Eléctrica ha encabezado las pérdidas al ceder un 0,8%, seguida de Repsol, que ayer recuperó máximos de la última década.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios