Análisis

Antonio Sempere

'El Bigotes'

La Sexta ofrecía la declaración de Álvaro Pérez y La 1 se iba mientras a Fitur

Fue patético asistir a la declaración de Álvaro Pérez (sí, El Bigotes)en directo. Más vale tarde la ofreció con pelos y señales. Aportando su valor añadido en forma de comentarios, apostillas y cotilleos de cualquier tipo para rellenar los tiempos muertos, si los había. A la misma hora, La 1 emitía su culebrón y el Canal 24 Horas estaba pendiente de la opinión de un experto en Turismo desde Fitur.

Es obvio que TVE no estaba donde debía estar. Pero mirando con ojos críticos, tampoco es que lo de La Sexta, exprimiendo el limón de Gürtel hasta le extenuación, fuera el colmo de la excelencia. Había que ver el rótulo sobreimpresionado que presidió la emisión, explicando que declaraba El Bigotes. Citando el apodo sin nombre ni apellido. Por nimio que parezca el detalle, no deja de ser revelador.

En TVE no habrían mantenido ese rótulo durante media hora. Claro, se lo ahorraron todo. El rótulo, la conexión y los comentarios subsiguientes. Y todos sabemos por qué. Pero seamos ecuánimes. El interés de la declaración de Álvaro Pérez era puro morbo. Por extemporánea y burda. Algo que quedó patente cuando, a su final, el declarante solicitó al juez que le dejaran salir lo más pronto posible de allí, porque tenía un dolor de cabeza terrible muy bien disimulado, y se había levantado a las cinco de la mañana.

Yo no tengo por qué ver desde casa hasta dónde puede llegar el grado de displicencia al que se puede llegar en una sala de juicios. No se trata de cambiar de canal si no me gusta. Sino de que una cadena generalista que se las da de seria emplee como nutriente para subir audiencias un sainete de tan baja ralea.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios