La salud es lo que importa

Cáncer y patología molecular en Analiza

Actualmente no se puede diagnosticar el cáncer sin la realización previa de estudios moleculares

El laboratorio tradicional ha llegado a meterse para un buen diagnóstico en el campo de la Anatomía Patológica y el área molecular. Lo ha hecho de la mano de Analiza que desde el laboratorio central en Pintor Rosales de Madrid va a dar servicio no sólo a los más de 200 centros (clínicas, hospitales, etc...) ubicados en Madrid con los que Analiza trabaja, sino que proporcionará servicios y cobertura a todos los laboratorios periféricos, situados en provincias como Cádiz, Almería, Murcia, Granada o Zaragoza. Su red se compone de 33 laboratorios de análisis clínicos que prestan servicio a más de 400 puntos de extracción, nueve laboratorios de anatomía patológica, 10 centros propios de diagnóstico por la imagen, cinco centros de servicio de teleradiología, y más de 22 millones de pruebas diagnósticas realizadas al año.

La Anatomía Patológica es esencial en medicina. Actualmente no se puede diagnosticar el cáncer sin la realización previa de estudios moleculares, para ello, Analiza ha apostado por la Anatomía Patológica donde ya es posible llevarlos a cabo de forma integrada. El desarrollo de la Patología Molecular ha supuesto un auténtico cambio de paradigma en el manejo del cáncer y representa el complemento necesario del papel que tiene la Anatomía Patológica en el diagnóstico de las enfermedades en general y del cáncer en particular. Irene Rodríguez, responsable de Anatomía Patológica afirma que “la Anatomía Patológica juega un papel fundamental ya que es el patólogo el que se encarga de realizar el diagnóstico de las distintas patologías y enfermedades a través de las muestras de los pacientes, con biopsias y citologías. Las muestras llegan desde las consultas o quirófanos y nosotros preparamos la pieza para proceder a su tallado, que es estudiar la pieza macroscópicamente”.

Por otro lado, Bárbara Angulo, responsable de Patología Molecular destaca que “la Patología Molecular es una disciplina que ha emergido de la Anatomía Patológica y la complementa. Gracias a los avances en la biología molecular de los tumores hemos sido capaces de conocer sus alteraciones genéticas. En base a ellas, podemos dividir a los tumores para su mejor diagnóstico y tratamiento por parte de los clínicos”. En las últimas décadas, los avances en el conocimiento de la biología molecular de los tumores nos han permitido llegar a saber sus principales alteraciones genéticas. Tumores como los de pulmón, mama, colon, estómago, ovario y melanoma, entre otros, en realidad pueden dividirse en distintas entidades moleculares, cada una con un conjunto de alteraciones genéticas específicas y diferenciadoras.

La definición de estas entidades moleculares se ha demostrado además como una estrategia terapéutica eficaz ya que ha impulsado el desarrollo de fármacos dirigidos frente a estas alteraciones genéticas que, no solo son las responsables de la aparición del tumor, sino que también representan las dianas terapéuticas de esos fármacos. Esta realidad ha sentado las bases de la Patología Molecular, que busca trasladar este conocimiento profundo del genoma de los tumores a los pacientes con cáncer y contribuir a su manejo clínico.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios