Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Análisis

helena arriaza

Captar la sencillez

El videoclip de 'Tu canción' es una muestra más de complicidad y naturalidad

Sencillo. Como se esperaba. Como tenía que ser. Porque ni ellos ni la canción necesitan florituras. El videoclip de Tu canción es una muestra más de que Amaia y Alfred transmiten verdad y sus miradas son suficientes para encandilar al público. Con solo darse la mano, mirarse a los ojos, cantarse la canción el uno al otro, con luces apuntando solo a ellos y sin dar importancia a nada más, desprenden esa complicidad que se ha convertido en su punto fuerte para participar en Lisboa. Lo único que chirría un poco es cuando la pareja vuela al final del video. Es un instante surrealista que se sale de esa verdad que les identifica y que si no lo hubieran incorporado no se echaría en falta. Pero hay que entenderlo como el sueño que están viviendo y captar la inspiración del momento en La La Land, una película que recuerda a la historia de la pareja, que comenzó su amor con la preciosa interpretación de la canción City of stars, parte de la banda sonora de la cinta.

Los looks del video son muy acertados. Nada que ver con la vestimenta con la que presentaron la canción en la gala de selección del representante eurovisivo en Operación Triunfo. Esta vez destaca el estilo rockero y juvenil con el que ambos se sienten cómodos. A través de la ropa los responsables del videoclip también han sabido captar la esencia de la pareja más querida por la audiencia. Algo así es lo que tendrían que lucir en el escenario del Festival. Y hay que resaltar las zapatillas de Amaia. Porque como dice la pamplonica, que se ha convertido en un gran altavoz del feminismo, las mujeres no tienen por qué llevar tacones si no están cómodas.

Amaia y Alfred también han conseguido algo inaudito. Que TVE estrenase el videoclip a lo grande. Con un programa de cinco minutos presentado por Roberto Leal en horario de máxima audiencia, dando la importancia que merecen el Festival y los representantes. Conocer las sensaciones de los protagonistas a la hora de rodar el video y que contasen qué les parecía el resultado ayudó a que frente al televisor hubiera más espectadores que si se hubieran limitado a emitir el videoclip en La 1 o en la web de la cadena. En esos pocos minutos de nuevo dieron muestra de la naturalidad que les caracteriza, uno de los aspectos que más se echa de menos desde que terminó el concurso. Lo que pase en Lisboa todavía está por ver, pero de momento Operación Triunfo y Amaia y Alfred han logrado que la audiencia vuelva a interesarse por Eurovisión y por todo el trabajo previo que hay antes de viajar a Portugal.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios