Análisis

Pilar cernuda

Casado versus Sánchez

Nadie adivinó hace un año que 2018 iba a ser tan convulso. Nadie, ni Sánchez, habría pensado ni por un momento que iba a convertirse en presidente, ni Rajoy que iba a perder al Gobierno. Pero así son las cosas.

Han aparecido nuevos jugadores, capitaneados por un Santiago Abascal por el que nadie daba un duro hace unos meses; no hay ni la más mínima variación en el empecinamiento independentista, acrecentado gracias a que consideran que Sánchez es menos duro que Rajoy, y en la política de las alturas hay un hecho significativo: los nuevos contrincantes se llaman Sánchez y Casado, con permiso de un creciente Rivera, que esta vez acepta que Cs asuma responsabilidades de Gobierno, y con permiso de un Abascal que pretende convertirse en el líder de la derecha. Sobre Podemos... mal se presentan las cosas para Iglesias.

A Casado le va a ir regular si no toma medidas contundentes: el partido no puede pivotar sólo sobre él, que está haciendo un esfuerzo sobrehumano para reconducir el PP. Su equipo inicial era de una pobreza absoluta. Lo que le salva es que Sánchez no se encuentra en mejor situación.

Si en un lado del ring está un Casado menos sólido de lo que cree, en el otro a Sánchez le falta lo mismo. Es presidente, pero ese plus puede ser un lastre si suma desaciertos: el catalán, desde luego, con una posición que indigna a la mayoría de los españoles, incluidos socialistas; las políticas sociales le pueden proporcionar votos... pero no engañan a los que saben un mínimo de economía: el electoralismo puede provocar desastres en las cuentas y en el paro. Si a todo eso se suma que cada vez son más los dirigentes regionales que desconfían de las decisiones del presidente, en el ring hay dos personas que aspiran a conseguir o mantenerse en La Moncloa pero que estarían necesitados de varios milagros si pretenden alcanzar sus objetivos. Con un añadido que nunca es bueno: que alcancen sus metas no por su buen trabajo sino por el mal hacer de sus rivales.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios