El Íbex 35 se desplomó un 5,16% en el mes de mayo, hasta el entorno de los 9.400 puntos, en un mes marcado por la incertidumbre política en Italia y España y las amenazas arancelarias de Estados Unidos, que finalmente se materializaron en la imposición de aranceles a la UE.

En la jornada de ayer, el selectivo se dejó un 1,05%, a pesar de haber aguantado en positivo a lo largo de la mañana, hasta que se ha conocido que el Partido Nacionalista Vasco (PNV) apoyará la moción.

Al cierre de la sesión, el Íbex 35 se situó en los 9.465,5 puntos enteros, unos niveles que no rozaba desde finales del mes de marzo.

Los valores más perjudicados fueron Banco Sabadell (-3,48%), Dia (-2,7%), Caixabank (-2,54%), Acciona (-2,23%), ACS (-1,87%), Bankia (-1,75%), Iberdrola (-1,65%), Santander (-1,58%), Siemens Gamesa (-1,53%), Inditex (-1,42%) y BBVA (-1,3%). Bankinter también finalizaba la sesión en rojo, con un retroceso del 0,74%. De su lado, impulsaron el selectivo únicamente ocho valores: Acerinox (+1%), Colonial (+0,66%), Amadeus (+0,65%), Ferrovial (+0,43%), Cellnex (+0,32%), Mediaset (+0,2%), Arcelormittal (+0,18%) y Meliá (+0,08%).

Las bolsas europeas registraron descensos del 0,2% para Londres, del 1,4% para Fráncfort y del 0,55% para París. De su lado, la Bolsa de Milán moderaba sus caídas de las últimas jornadas y cedía un 0,06%.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo española escalaba hasta los 113 puntos básicos, al tiempo que la rentabilidad exigida al bono a diez años en el mercado secundario se situaba en el 1,49%.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios