Análisis

El parqué

Día de caída general

El Íbex 35 perdió ayer un 0,67% y el nivel de los 9.600 puntos, lastrado por las caídas de la banca, sobre todo del BBVA, y los mercados europeos, en una jornada marcada por las tensiones políticas en Alemania. Así, el Íbex 35 cerró en 9.558,30 puntos tras restar 64,40 unidades, equivalentes a ese 0,67%, con lo que amplía sus pérdidas anuales hasta el 4,83%, en un momento en que la prima de riesgo se situó en 99 puntos básicos.

La Bolsa se decantó por las caídas en una jornada que se inició por debajo de los 9.500 puntos con una caída del 1% y a lo largo de la mañana estuvo cerca de perder los 9.400 puntos, tras recortar un 1,70% a media sesión, una tendencia negativa que mantuvo tras la apertura a la baja de Wall Street.

Las principales plazas europeas también cotizaron con pérdidas, ya que Londres cedió un 1,17%; Milán, un 0,92%; París, un 0,88% y Fráncfort, un 0,55%, mientras que el euro cambió 1,159 dólares.

Los mercados recogieron con pesimismo las tensiones políticas que se están viviendo en Alemania, ya que la cuestión migratoria ha puesto en peligro la estabilidad del Gobierno de coalición de Angela Merkel. En la agenda macroeconómica de ayer se conocieron que el paro de la eurozona se mantuvo estable en mayo en el 8,4%, al igual que en la UE, donde permaneció en el 7%.

Los inversores fijaron su atención en México, después de que el candidato de izquierdas Andrés Manuel López Obrador ganara las elecciones, y en EEUU, donde el presidente, Donald Trump, aseguró que la relación de su país con la UE es "tan mala" como con China. Así, el CSI 300 registró su mayor caída en más de dos meses al bajar un 2,93% y Tokio cedió un 2,21%.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios