Análisis

FRANCISCO JOSÉ ORTEGA

Domingo de Ramos, seis de la tarde, y perder

Cuesta tanto creer que sin el plácet de Plaza se hubiera jugado en ese demencial horario...

Aquí un provinciano. El muy universal Joan Plaza se permitió el lujo no sólo de aconsejar los horarios de un partido de baloncesto, también de calificar a quienes piensan, creo que con toda la razón, que el técnico catalán se pasó más de un pueblo, y de una provincia, con el plácet para que el partido entre el Betis Energía Plus y el Unicaja se disputase a las seis de la tarde de un Domingo de Ramos en Sevilla. Sí, en Sevilla, donde vivió tres años Plaza.

A quienes no les gusta el baloncesto, incluso lo desprecian diciendo con tono displicente que eso se juega con las manos, también a quienes nos apasiona el deporte de la canasta desde tiempo ha, sólo podía conducirlos a echarse las manos a la cabeza saber que se podía jugar a las seis de la tarde con todas las procesiones del Domingo de Ramos en la calle. Seguro que habrá quien me desmienta, soy consciente de ello desde que escribo estas líneas, pero ni siquiera en el fútbol, con el agarre popular que tiene en Sevilla, recuerdo que se haya litigado un encuentro con ese horario en un día tan señalaíto. Siempre se recurrió al mediodía o al Sábado de Pasión, entre otras cosas porque no se podría disponer de fuerzas de orden público para garantizar la seguridad del evento.

Claro que, al parecer, cuando se juega al baloncesto no deben ser tan necesarias las medidas de orden público, entre otras cosas porque mucho más de dos mil personas es difícil que se dieran cita en San Pablo para seguir un duelo regional que en otro horario sí hubiera sido más atractivo. El derbi, si se le puede denominar así, se disputó y encima el Betis le ganó al Unicaja de Plaza, ese entrenador tan cualificado para su profesión como rarito a veces. Y qué más da el responsable de Unicaja que tomó la decisión de jugar a las seis de la tarde de un Domingo de Ramos en Sevilla, si el entrenador se hubiera negado... Encima, tanto él como el universal Plaza acabaron derrotados.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios