Análisis

fernando faces

Santelmo Business School

Exterminio de las empresas zombis

El Gobierno español se ha propuesto exterminar a las empresas zombis. En España existen más de 1,5 millones de empresas zombies. Son empresas que figuran en el registro, pero qué son zombis sin actividad, cargadas de pérdidas y deudas impagables. El mejor caldo de cultivo para su supervivencia es una regulación y control laxos, abundancia de liquidez, bajos tipos de interés y abundante financiación. Las políticas implantadas para combatir la crisis económica provocada por el Covid-19 son el mejor caldo de cultivo para la propagación de las empresas zombis. La línea de crédito Covid-19 ha sido la salvación de muchas empresas viables. Pero la rapidez de su implantación, la falta de una estructura sólida de evaluación y control y algunas malas prácticas bancarias, facilitaron qué empresas no viables se engancharán a las líneas de financiación.

Las expectativas eran de una recesión breve en forma de V. Por esta razón la financiación que se facilitó a las empresas fue a corto plazo. La crisis ha resultado ser más intensa y más duradera de lo que previó el Gobierno. La caída del PIB español del 11% en 2020 es la mayor desde la Guerra Civil. Las heridas que ha dejado la crisis en el tejido productivo tardarán años en restañarse. Algunas empresas que eran viables en el inicio, hoy no lo son. Los problemas de liquidez han mutado en déficits de solvencia. La crisis ha provocado grandes transformaciones. Algunas empresas pueden no tener cabida en los nuevos sectores transformados, bien sea por la reducción del tamaño del sector o por la insuficiente capacidad de adaptación a la nueva estructura competitiva y productiva. Desafortunadamente el Gobierno español no ha podido dar ayudas directas a las empresas, qué es lo que necesitaban, no endeudamiento. Tanto la Banca como el Gobierno desean una renovación y alargamiento generalizados de plazos y carencias a todas las empresas. No obstante, el BCE insiste en que los bancos no están haciendo las provisiones necesarias y que las deben de aumentar significativamente en el año 2021. Algunas pymes refinanciadas, con el transcurso del tiempo y sin ingresos, pasaran a ser zombies sin viabilidad.

A partir de ahora el Gobierno tiene que focalizar más las ayudas hacia las empresas viables. No se pueden asignar los escasos recursos disponibles gracias al endeudamiento público a empresas no viables (zombis). Ello implica una deficiente asignación de recursos públicos, qué dañará el potencial de crecimiento y creación de empleo, distorsionará la competencia y perjudicará a las empresas viables ,a la productividad y la competitividad del país.

La inminente llegada de los fondos europeos del Next Generátion UE y la necesidad de que vayan dirigidos a proyectos eficientes, gestionados por las mejores empresas, sin desviación alguna hacia empresas zombies, ha podido ser uno de los motivos de la reciente iniciativa del Gobierno de reducir el número de empresas zombies mediante la modificación del Reglamento de Auditoría y la publicación de las Directrices Generales del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero 2021, recientemente publicados en el Boletín Oficial del Estado. En ellos se fortalece el proceso sancionador y de control, con la implicación de los registradores y del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC).

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios