Diez negritas. Diez negritas.

Diez negritas. / M. G.

1. Pablo Casado: "Ese PP ya no existe".

2. Alberto Núñez Feijóo: "Por supuesto que sigo absolutamente convencido de la honorabilidad, en toda su carrera política, del presidente Rajoy".

Hay algo que desmiente a Casado: Javier Arenas se sienta en el Senado en la actualidad. Y se trata de una figura clave durante el periodo negro en el partido –estos días vuelve a circular su fotografía con la pandilla de pádel de Bárcenas en Guadalmina – como le han recordado desde IU: “El tótem del PP andaluz, Javier Arenas, está en la lista”. O más que un algo, dos algos lo desmienten, si se añade a Pío García-Escudero. Aunque el Senado sirva a los partidos como desván de trastos viejos, no deja de ser la Cámara Alta. Y esa decisión de Casado, interpela al PP actual.

Sólo un partido ha entendido que debía inmolarse y resurgir de las cenizas: CiU. El partido de Pujol desapareció como cortafuegos con el pujolismo. Eso sí, la paradoja es que su Etapa II, como PDeCAT y JxCAT, empeoró las cosas con la corrupciones del procés, su líder huido de la Justicia en Bélgica, como hacían tantos etarras, y una parte de la nomenclatura encarcelada. En cambio, PSOE y PP optaron por asumir la carga de los grandes escándalos sin enterrar sus marcas. El PSOE, con la convicción de que su larga historia era un patrimonio innegociable; no así el PP. En todo caso, el mayor problema no es tanto ése como la percepción de que nunca realizaron la catarsis. Merkel asumió la CDU corrompida por Helmut Köhl con determinación regeneracionista que tardó poco en imponer. El PP, como demuestra Feijóo, nunca ha roto con el pasado. Javier Arenas en el Senado –sin ánimo de concluir que de aquel Arenas, estos lodos– es un símbolo de la catarsis siempre pendiente..

Si arrastras los ERE...

3. Susana Díaz: "Yo le voy a hacer una pregunta muy concreta al presidente de la Junta de Andalucía. Primero, ¿cuál es su opinión?, ¿qué opina? Algo opinará. ¿Qué opina de lo que hoy Bárcenas ha comunicado a la Justicia, y qué conocía? Porque, Moreno Bonilla, él sí que estaba allí. Él estaba allí".

Ver a Susana Díaz, qué cosas, atacando al presidente andaluz con cierta finura de matices. Vulgo: cogiéndosela con papel de fumar. La misma portavoz de mandoble diario, ante el escándalo resucitado por Bárcenas, se limita a mencionar que Moreno "estaba allí" y pedir su opinión. Así las cosas, es inevitable preguntarse: ¿Por qué? ¿Por qué Díaz parece cautelosa en este caso? Blanco y en botella: Susana Díaz estuvo con Chaves y Griñán, ella estaba allí con los ERE, ella sí que estaba allí cuando la Faffe... De modo que si identifica "estar allí" con la corrupción, ella misma se estaría señalando. Y lo sabe. Por eso ha preferido limitarse a pedir una valoración al presidente –que por cierto debe hacer– y a señalar lo obvio. Eso que atenaza a Díaz es otro lastre del pasado..

Lección de la nueva política

4. Pablo Echenique:"Se entiende muy bien con este caso por qué Pablo Casado lleva años bloqueando la renovación del Consejo General del Poder Judicial".

5. Guillermo Díaz: "Estos titulares sólo ayer [Bárcenas y un juicio a alcaldes y cargos valencianos de PSOE y Podemos]...¿no van a querer controlar los jueces?".

Tanto desde Podemos como desde Ciudadanos han aprovechado lo de Bárcenas para recuperar unos de los grandes asuntos pendientes en la regeneración democrática, relacionando la corrupción con los nombramientos del Poder Judicial, ahora bloqueados indecorosamente por el PP pero tradicionalmente resueltos con tejemanejes como el que ya tenían hecho PSOE y PP a finales de 2018 aunque se abortase por un mensaje de whatsapp de Cosidó. Ahí la nueva política tiene el penúltimo espacio para sacar pecho, aunque ese espacio se restringe cada vez más con sus experiencias en el poder. Lo de esta semana con la activista sin título universitario contratada con nivel 30 en el Ministerio de Irene Montero para hacer de niñera de los Iglesias es el último capítulo.

La metralla palabrera

6. Elías Bendodo: "¿Cuántos muertos tiene que haber para que el Gobierno de España deje que las comunidades autónomas puedan tomar decisiones?".

7. Carmelo Gómez:"Sabemos que Moreno Bonilla no va a dar la cara porque es un cobarde".

Bendodo tiene asumido el rol feo de El Tío del Mazo, papel que convencionalmente suelen asumir los nº2, para dejar el discurso institucional y más o menos conciliador a los nº1. Es el Modelo Guerra generalizado desde la Transición: la voz ácida, que devuelve los golpes con más golpes, y que mantiene la tensión. Incluso en Podemos, los mensajes más atrabiliarios recaen en Echenique, cuyo Twitter sale a incendio diario.

"Sólo son negocios", viene a responder Bendodo cuando se le pregunta por mensajes tan duros y deshumanizados como esa pregunta formulada en la rueda de prensa del Consejo de Gobierno, e incluso acepta “con deportividad” que la oposición pida su cabeza en ese juego de ida y vuelta, recordando que los menajes de la oposición contra él no son muy distintos. Éste es, en realidad, el problema: la retórica dinamitera no es la excepción a la regla sino la regla casi sin excepción. Los portavoces se han acostumbrado al matonismo verbal, a la metralla palabrera. La oposición, eso no se le puede discutir al portavoz del Gobierno andaluz, se despacha a diario con mensajes tanto o más agresivos, tanto o más implacables, abonando esa espiral mezquina. Lo que sí se le puede discutir al portavoz andaluz es que se acepte esto como las reglas del juego, sin reservar la deportividad para el juego limpio.

Y sánchez elogia a Abascal

8. Pedro Sánchez: "[A Pablo casado] “Incluso el señor Abascal le da lecciones de responsabilidad y sentido de Estado".

9. Santiago Abascal: "Señor Sánchez, ¿por qué actúa su Gobierno contra el interés general de España? Lo hacen desde hace un año habiendo convertido esta cámara en una especie de mercado negro en el que se trafica con la soberanía nacional y se entrega al postor más ventajista; y lo hacen ahora en Canarias con la complicidad de todos los partidos, condenado a esa tierra a la inmigración masiva, a la invasión migratoria, a la inseguridad en sus calles, a la ruina; condenando a los canarios a las colas del paro mientras veos a los inmigrantes ilegales bañándose en las piscinas de los hoteles que han sido cerrados a los turistas y que llevan a la ruina a esa tierra".

En la barojiana timba de tahúres de la política, lo de Pedro Sánchez es otro nivelazo. ¿Alguien imagina a Merkel elogiando su sentido de Estado del líder ultraderechista de AfD que para afear algo a los socialdemócratas; o a Macron reconociéndole su responsabilidad a Lepen para cuestionar algo a un rival? Lo de Sánchez, claro, responde a la pregunta unamuniana de ¿contra quién va ese elogio?; pero en definitiva estaba piropeando al líder de la extrema derecha y lo repetiría nuevamente a los pocos minutos, incluso después de que Abascal le hubiese interpelado por traficar con la soberanía nacional y por alentar una invasión migratoria. El cortoplacismo oportunista de la política está llevando a que las palabras no tengan ningún valor.

Hospital militar con cuernos

10. Rodrigo Sánchez Haro: "Moreno Bonilla está protagonizando una vergonzosa 'tournée' fotográfica por hospitales".

Alguien debería hacer un favor a la dirección socialista andaluza para que abandonen el espectáculo más que nada ridículo que están dando con el Hospital Covid, antiguo Hospital Militar. De momento continúan sosteniendo, a la vez, que "el Gobierno sigue con su hoja de ruta de desmantelar el sistema sanitario público" y que anda inaugurando hospitales y reformas hospitalarias a bombo y platillo. Más allá del evidente marketing inauguracionista, que es otro de esos males transversales en la política española, el Hospital Covid es un éxito que se anota el actual Gobierno con el impuslo del SAS. Y lo del PSOE no pasa de ser un irrisorio ataque de cuernos. La deuda de ese hospital les persiguió con Chaves, con Griñán, con Díaz... y ahora se ha activado en apenas seis meses. Puedes obviar el asunto, pero no exhibirte en público con una pataleta. Como recomendaba Tarradellas, "en política se puede hacer todo menos el ridículo".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios