Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Análisis

helena arriaza

Lazos mal atados

Por si no es suficiente con el documental, después llegan las 'Amigas y conocidas'

Es difícil que en La 1 se superen en cuanto a programas malos se refiere. Todo apuntaba que lo peor del verano iba a ser Pura Magia o Crush, la pasta te aplasta. Pero no. Han ido más allá. Con Lazos de sangre se han superado con creces. Ya antes de empezar el formato iba por mal camino. Desde la pública lo vendían como una novedad y ninguna entrega ha aportado nada nuevo. Como si nunca hubiéramos visto documentales de los Alba, los Rivera Ordóñez, los Flores, los Jurado, los Preysler o los Dominguín Bosé. Los protagonistas de siempre, con los testimonios de siempre y las historietas de siempre. Y lo que es peor, a veces no están presentes ni los protagonistas del reportaje. Resulta paradójico que emitan un especial sobre los Rivera Ordóñez y no aparezcan ni Fran ni Cayetano. Eso sí, Julián Contreras Junior no podía faltar. Cualquier oportunidad es buena para hacer caja. En definitiva, el programa está tan anclado en el pasado como la cadena en la que se emite. Es una pena porque detrás hay un equipo que ha trabajado mucho para recopilar imágenes y testimonios. Es algo que se percibe pero que lamentablemente queda eclipsado por el aburrimiento que provoca cada entrega.

Resulta comprensible que, como las vacaciones veraniegas son un período en el que los espectadores disminuyen, las cadenas guarden sus grandes bazas para septiembre y en julio y agosto emitan formatos para salir del paso. Pero en La 1 tendrían que haber programado algún formato de entretenimiento familiar o un programa similar a este pero con protagonistas actuales y no tan conocidos por la audiencia. Porque son personajes que ya cansan. ¿Dónde quedaron aquellos maravillosos años del Grand Prix?. Si en La 1 fueron capaces de retomar Operación Triunfo, seguro que son capaces de cumplir el deseo que tenemos muchos por la vuelta de Ramontxu y las vaquillas. Y si no puede ser, que sorprendan con algo similar adaptado a los nuevos tiempos.

Por si no fuera suficiente con el soporífero documental de Lazos de sangre, después llegan las Amigas y conocidas para debatir sobre la vida de las familias protagonistas. Es como un Sálvame chapado a la antigua y subvencionado por todos los españoles. Que el insoportable programa presentado diariamente por Inés Ballester también se emita los jueves por la noche es casi tan difícil de entender como que el programa Hora Punta de Javier Cárdenas renueve en la cadena. A cada cual peor. Son claras muestras de que las oportunidades en la pública son un sinsentido.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios