Murillo ninguneado

Murillo no se irá a Madrid como Velázquez, Sergio Ramos o María Jesús Montero

El Año de Murillo está siendo un gran éxito para el turismo de Sevilla. Eso se oye casi todas las semanas, tanto cuando inauguraban exposiciones como si no. La impresión popular es que Murillo ha conseguido aumentar el turismo de lujo y el turismo de chanclas en Sevilla, así como puede tener influencia en la proliferación de apartamentos turísticos. A pesar de que no he visto ninguna despedida de solteras o solteros dedicada a Murillo. Sin embargo, el gran Bartolomé Esteban de los tiempos de La Peste ha sido ninguneado por el Museo del Prado, en su año triunfal. Por un lado, ceden cuadros a Sevilla; y por otro, lo han excluido en la lista de los 15 principales de la primera pinacoteca de España.

La lista ha sido muy discutida. Por resumir y no alargar las visitas, por fomentar el turismo cultural en Madrid y limitarlo a lo estrictamente imprescindible, por cuestiones de marketing y publicidad... Por motivos como esos, a los responsables del Prado se les ha ocurrido presentar una lista de 15 obras para ver en una hora. No han repetido a ningún artista, de modo que hay una de Velázquez (Las Meninas) y otra de Goya (Los fusilamientos del 3 de mayo), pero no dos, porque es la lista de los 15 principales, entre los que hay 14 pinturas y una escultura (la de Orestes y Pílades, dúo de mármol del siglo I). Además de Velázquez y Goya, están El Greco, El Bosco, Durero, Rubens, Ribera, Fra Angelico, Tiepolo, Rafael, Rembrandt, Tiziano, Juan de Flandes y Van der Weyden. Estos son los 14 pintores que juegan la final de la Champions del Prado.

Curioso es que hayan incluido al Tiepolo rococó con su cuadro de la Inmaculada Concepción, mientras que han dejado fuera a Murillo, con méritos no inferiores. La verdad es que también han omitido a Zurbarán, entre otros. En el Museo del Prado hay para elegir. Pero el ninguneo a Bartolomé Esteban Murillo es muy llamativo. Parecía que ya había dado el salto de calidad ante los críticos con prejuicios.

Algunos dicen: "Mejor si lo dejan fuera. Así lo podrán ver con más ganas en el Museo de Sevilla". Murillo se quedará después del año de gracia, también hay que decirlo. Murillo no se irá a Madrid como Velázquez, Sergio Ramos y María Jesús Montero. Murillo se queda siempre en Sevilla, aunque un poco ninguneado. Murillo sigue marginado por quienes le consideran pintor de latas de dulce de membrillo. Pero algún día triunfará, ya lo verán.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios