Análisis

Francisco Andrés Gallardo

Paparazzo

Las vidas troqueladas de la Rebe y el resto de Gipsy Kings, ficciones semirreales de dudoso gusto de una comedia irreal, ampliaron las veredas a Cuatro entre lo tróspido y Callejeros. De lo último en este estilo de docu-reality dicharachero se encuentra Misión Exclusiva, el seguimiento a un paparazzo de rango menor, un tal Sergio Garrido, al que le han puesto dos compinches para que aliñen algunas escenas a lo Empeños a lo bestia, aunque no haya demasiada química, para que así cubran huecos. En general esta Misión Exclusiva es un gran hueco insípido donde se ve a unos tipos corriendo hacia ninguna parte, cenizas de la existencia de estos cazadores de posados que vivieron mejores momentos para sacarse una pasta.

Garrido pone todo de su parte para caer bien, canturreando si la cosa anda baja y estirando unas situaciones vitales que, sinceramente, no son nada del otro mundo. El universo de este reportaje por entregas no daba ni para media hora pero han encargado un puñado de episodios que mucho van a tener que mejorar para que el barbado fotógrafo se mantenga por el prime time. Misión Exclusiva, creado por una productora de cabecera de Mediaset, Mandarina, funciona más como un publirreportaje de Ibiza, recorriendo calas y paseando drones por la orilla. Esas imágenes son lo más veraniego e interesante de un formato que está llamado a retozarse por los canales temáticos y repetirse hasta el hastío.

No basta con una idea y que la vida fluya para tener un factual apañado: hay que tener unos protagonistas que engarcen con un espectador ya atiborrado de fórmulas parecidas e intenten mostrar unas vivencias con un trasfondo interesante. Ya El Xef, con el empaque seco de David Muñoz, llegaba por los pelos.

Como making off de los temas estivales que se desparraman por el pantojil Sálvame este espacio de brincos de Cuatro aporta detalles y pistas, pero nos confirma que al corazoneo le falta aún más sustancia de lo que imaginábamos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios