Análisis

francisco andrés gallardo

La Ruleta

El tirón más notorio en las cifras de audiencia de esta temporada se detecta en la sobremesa de Antena 3, antiguo territorio de Los Simpson. Con la batahola catalana Espejo público se estiró hasta más allá de la una y la rutina cascabelera de La ruleta de la suerte se colocó así a las dos. Resultado: Sandra Golpe es la más vista a las tres de la tarde. Como en juego de fichas, una concatenación horaria acertada lleva a enmendar, por arrastre, al resto de la parrilla. Funciona para bien y también para mal.

En la caso de la isleña Sandra Golpe la audiencia que le llega migrada desde La ruleta se ha encontrado con un informativo con sello personal que junto a la actualidad preocupante de estos meses ha mejorado en la selección de su escaleta. Aunque en los informativos de Antena 3 hay bastante hueco todavía para los vídeos virales y los asuntillos promocionales de la cadena, sus noticiarios han dado más importancia a las historias personales. Cómo los grandes números afectan a las personas del barrio de al lado. Un poco de proximidad siempre es mucho y eso se traduce en sus cifras.

Telecinco sigue la misma fórmula aunque con la sensación de que lo hacen con bastantes menos medios. A los directivos de arriba del todo eso precisamente no les importa. En este caso Pedro Piqueras vive un confort imperial ya que incluso ha llegado a tocar los 4 millones en esta semana con el horrendo suceso de Almería. La parcela nocturna de Telecinco está impulsada por otro concurso rodeado de fieles, Pasapalabra, cuyo rosco se programa más allá de la estratégica hora de las nueve. Aunque repiten esta táctica cutrona en la sobremesa, sin embargo, Cámbiame no consigue ni de lejos ese arrastre. Lo que fuera un semi-reality repetitivo se ha convertido en una competición de estilistas donde se alargan los egos de los miembros del jurado, Pelayo y Fiona, cada vez más insoportables. A Cámbiame lo cambian, por fin. Telecinco duplica Pasapalabra con una versión familiar. Rosco vs. ruleta. Tatachán.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios