Análisis

El parqué

Siguen las subidas

La Bolsa española superó ayer el nivel de los 9.900 puntos al subir un 0,39% en su cuarta jornada consecutiva al alza, animada por los grandes valores y a pesar de la subida del desempleo en EEUU y el inicio oficial de la guerra comercial entre Washington y Pekín.

Con la prima de riesgo en 102 puntos básicos, el principal indicador nacional, el Íbex 35, cerró en 9.905 puntos, niveles de mediados de junio, tras sumar 38,80 unidades, con lo que en la semana sube un 2,93% y reduce sus pérdidas anuales al 1,38%.

La Bolsa se decantó por ganancias inferiores al 1% que registró en las tres jornadas precedentes en una sesión en la que se publicó que la tasa de paro de EEUU creció hasta el 4% en junio, frente a la previsión de los analistas que esperaban que se mantuviera en el 3,8% de mayo, la menor cifra desde 2000.

Este dato también contuvo al resto de plazas europeas, que han registrado leves avances, ya que Fráncfort sumó un 0,26%; Londres, un 0,19%; París, un 0,18% y Milán, un 0,05%, mientras que el euro subió hasta 1,173 dólares. La sesión también estuvo marcada por el comienzo formal de la guerra comercial entre EEUU y China con la implantación de nuevos aranceles por valor de 34.000 millones a productos chinos.

En Europa, el Gobierno de coalición de Angela Merkel aprobó su proyecto de Presupuestos para 2019, en el que prevé incrementar el gasto un 3,8%, en una semana en la que ha superado la primera crisis gubernamental que despertó el temor de los inversores.

También se conoció el dato de la producción industrial en Alemania, que subió un 2,6% en mayo, respecto a abril, así como que el déficit comercial de Francia creció un 15,3% ese mes.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios