En cada lágrima

Terceros

Las hermandades son conscientes de las etapas históricas y las dificultades

Caminan con su historia estos hermanos de La Cena. De cada dificultad salen crecidos en juventud, siempre abrazados a su memoria. Regresan al templo de los Terceros, conscientes de dar vida de nuevo a otra etapa en su fecunda historia. Las hermandades cumplen con el mandato fundacional del culto y la caridad. Y añado: dar vida al patrimonio artístico que de otra manera hubiera ido languideciendo. Ocurre también con los signos de vida, como en aquellas calles olvidadas o estos balcones cerrados a los cuales siquiera por una jornada en el año -espacios olvidados- que no lo son cuando vuelven a ser habitados por la cofradía.

En su feligresía, la mejor noticia en patrimonio fue la reapertura de Santa Catalina. Y ahora, el regreso de esta blanca cofradía a un templo blanco alcanzado por la nueva luz recuperada. Aunque agradecida por la estancia en su parroquia -aquella hermandad que sabe del significado de la palabra acoger- regresa a la cotidianeidad de la vida de hermandad en su sede y en su casa. Es fundamental que vida, hermandad y culto vuelvan a compartir el mismo espacio.

La realidad de la Semana Santa y sus hermandades es dinámica. Son conscientes de las etapas históricas y dificultades que les toca vivir y los gozos y sufrimientos de sus vecinos, con los cuales conviven y a los que sirven. Por ello, esta admirable hermandad sabe de mudanzas. De levantarse para afrontar nuevas etapas. Vuelven con esta luz estrenada de los Terceros, las imágenes en sepia de la cofradía en la calle Feria, en Omnium Sanctorum, en la Iglesia de la Misericordia que podemos recordar.

Fue creciendo en mí el afecto por esta hermandad. Me devolvía siempre siquiera al nombrarla, la luz más querida y la elegancia popular del Domingo de Ramos. Luego, el Señor de la Humildad completó el trabajo y la llamada y me cuento entre sus hermanos. Nos alegramos todos por esta nueva etapa. De luz y esperanza.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios