El Íbex 35 mantuvo ayer el nivel de 9.400 puntos pese a caer un 0,11% por los descensos del sector bancario, de algunos grandes valores y de los principales mercados europeos. Con la prima de riesgo en 114 puntos básicos, el selectivo restó 10,1 unidades, hasta 9.417,3 puntos, con lo que se amplían las pérdidas anuales al 6,24%, y en la semana pierde un 1,92%.

La Bolsa española, que abrió con un alza del 0,3%, se inclinó por las pérdidas al mediodía, cuando cedió los 9.400 puntos al bajar un 0,61%, afectada por el empeoramiento de los futuros estadounidenses.

Con el euro en 1,14 dólares, el resto de parqués también cerraron con recortes y Milán bajó un 0,53%; Fráncfort un 0,22%; París un 0,08%, en tanto que Londres avanzó un leve 0,03%.

En cuanto a las divisas, los inversores se mantuvieron pendientes de la evolución de la moneda turca, que mejoró por la mañana su cotización por cuarto día consecutivo, aunque al final de la sesión se depreció: el euro se cambió a 6,97 liras.

En el mercado de las materias primas, el precio del crudo Brent, referencia en Europa, se revalorizó hasta 71,79 dólares.

Con el acercamiento entre Washington y Pekín, los parqués asiáticos cerraron con resultados dispares, ya que la Bolsa de Hong Kong subió un 0,42%, Tokio un 0,35%, mientras que el CSI 300 -que engloba las principales compañías de Shanghái y Shenzhen- se dejó un 1,44%.

En clave nacional, el Banco de España publicó que la deuda del conjunto de las Administraciones Públicas aumentó en junio en 7.144 millones de euros hasta alcanzar 1,16 billones, la cifra más alta de la historia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios