Análisis

Antonio Sempere

Zoom sin pena

En Zoom tendencias no hay penas. Ni pobreza. Ni malos rollos. Puede que por eso me guste tanto. Lleva once años en antena, pero la verdad sea dicha es que no me aficiono a este programa hasta principios de este 2018. La fecha no es casual. He aquí uno de los espacios cuya calidad de imagen ha mejorado de la noche al día desde que se pueden ver en Alta Definición.

Zoom tendencias nos guía cada semana por los mejores rincones de una o varias ciudades españoles. Donde mejor se come, donde mejor se descansa, donde mejor se puede desconectar del mundanal ruido. Un lujo asiático en cada entrega. La encargada de conducirnos por estas rutas de ensueño es Mercedes Cámara, quien a juzgar por lo que se ve en pantalla encara lo más parecido al mejor trabajo del mundo, que no es otro que el de saborear el placer a través de los cinco sentidos.

Da gusto ver a Cámara, caminando a ritmo ligero, entrando en los colmados de moda, en los rincones más coquetos, en los hoteles más singulares. La realización de José María Sánchez Chiquito hace el resto para que el programa sea resultón y siempre nos quedemos con ganas de más. Por si fuera poco, desde hace media docena de semanas han incorporado al inicio de cada entrega un mapa con la ruta que nos invitan a conocer ese día. Hacía falta esa señalización.

Por lo demás un programa como Zoom tendencias nos da la posibilidad de conocer un montón de platos de primera sin necesidad de soportar las horas que dura cada entrega de Masterchef; nos introduce en los mesones, museos, monumentos y establecimientos más pintorescos sin necesidad de aguantar las interminables horas con las que éstos se van presentando en España directo.

Y logra el objetivo de enfocar a esa otra España cómoda y lujosa que coexiste con aquella en la que habitamos usted y yo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios