Análisis

Antonio Sempere

El botín de TVE

La televisión pública sólo tiene un arma a su alcance: la dignidad

Por qué dicen TVE cuando quieren decir servicios informativos de TVE? Ese es el botín a repartir, y eso es lo que ambicionan los partidos políticos en liza por hacerse por el control de la televisión pública. Pero RTVE, por suerte para las que la defendemos a muerte, y por desgracia para los partidos políticos que solamente ven en ella una cuota importante de poder, es mucho más que Telediarios e "Informes semanales". Que sí, que tienen relevancia. Pero no están solos en Prado del Rey y Torrespaña.

TVE es también la única cadena generalista que se atreve a producir programas culturales. Durante sus últimos años como programadora del segundo canal, Luisa Penabaz ubicó a las 21.00 Imprescindibles, Página 2, Atención obras, Días de cine y el coloquio de Historia de nuestro cine. Franja a la que acaba de sumarse Cartas en el tiempo. Pues bien: ninguno de estos programas ha logrado alcanzar el 1% de audiencia. Más de 99 de cada 100 espectadores de cuantos sintonizamos televisión a esa hora en que tanto la consumimos, han preferido otras opciones. Todos los días, sin ninguna excepción. ¿Cuántos espectadores creen que tendrá La hora musa en octubre? ¡Y eso que ha necesitado casi tres años para su puesta en marcha!

A estas alturas nadie debe de ser tan ingenuo en pensar que si la oferta de TVE mejora lo van a hacer sus audiencias. La televisión pública solamente cuenta con un arma: la dignidad. Cuanto más indigna sea, menos merecedora será de su nombre. Pero olvídense de las audiencias, por favor. Que Telecinco ha vuelto a batir todos sus récords a base de Supervivientes con cuatro de las siete noches que tiene la semana. Menos Lazos de sangre, audiencia, y más sensatez. Y un poquito de nivel.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios