Análisis

francisco andrés gallardo

El cuerpo

La película era de planteamiento facilón: todos los tópicos regionales reunidos en unos cuantos personajes obligados a entenderse, con bastante sal gorda y golpes de humor bastos y evidentes. A la serie Cuerpo de élite tampoco se le podía pedir mucho más pero hay personajes como los de Antonio Garrido o Ana Morgade que dan más sustancia a una comedia que con sólo caricaturizar el día a día ya tiene gasolina suficiente, aunque vaya a gasoil.

Esta ficción de Antena 3 podría ser aún más gamberra pero tal vez no es cuestión de arriesgar en guasa con un país tan susceptible como el que tenemos en estos momentos. Es lo que tiene intentar abarcar a todos los públicos posibles. El Langui, que parodia a un podemita, seguro que daría más de sí. Con tal de no arañar demasiado a la concurrencia incluso todos los personajes femeninos, más inteligentes que los del otro sexo, soportan como pueden las clamorosas torpezas masculinas.

En estas semanas, sin nombrarlos directamente, se ha pasado por Froilán (en un episodio piloto partido en dos bastante flojo), por los Pujol o por el impertinente Julian Assange, así que queda bastante cantera para picar. Cuerpo de élite comenzó como un crisol con retranca sobre los topicazos entre sus personajes principales pero las alusiones autonómicas se han ido dejando de lado para centrarse en tramas más blancas y recurrentes, con la intención de no carbonizar los clichés.

Con unos episodios interminables y estirados, lo típico de cualquier serie española en abierto, Cuerpo de élite ha ido perdiendo el gran tirón inicial que tuvo. Es difícil hacer el humor durante tantos minutos sin molestar demasiado, acumulando tanto chiste de whatsapp. Con escenas de acción ciertamente potables y un Joaquín Reyes suelto por estas cloacas de Interior Cuerpo de élite es un bol de palomitas que no indigesta, no hiere, y tiene ratos.

Se deja llevar en este prime time tan desganado y tardío que vive en estos años la televisión generalista en España.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios