Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Análisis

Pilar cernuda

El destino de Junqueras

Junqueras se juega hoy su destino. Un tribunal analizará su recurso sobre la prisión impuesta por el juez del Supremo Pablo Llarena y el ex vicepresidente tiene tan poca confianza en que salga adelante la iniciativa de su abogado que desde su entorno ya se ha anunciado que va a pedir cumplir la pena en una cárcel catalana. Así podrá asistir a la sesión constitutiva del Parlament el día 17 y a las sesiones siguientes que tendrían que desembocar en la elección de un nuevo president.

El tribunal que decidirá sobre el recurso debe determinar si un Junqueras en libertad podría caer en la "reiteración delictiva" y, por tanto, permanecer en prisión provisional o, por el contrario, salir de Estremera y cumplir con las citas judiciales que se le marquen, a la espera de que se celebre el juicio por rebelión, sedición y malversación. Para los abogados no cabe esa reiteración porque el presunto delito estuvo relacionado con los actos de violencia del 20 de septiembre, cuando los independentistas rodearon la Conselleria de Economía, y con los del 1 de octubre, fecha del referéndum ilegal. Según los defensores, tras el 21-D no pueden repetirse esas circunstancias.

La situación para Junqueras es complicada. Al estar en prisión y privado de la palabra, Puigdemont le tomó la delantera desde Bruselas. Ahora se dedica a buscar la fórmula para ser elegido, pero no lo tiene fácil. Tampoco Junqueras, en el caso de que lo intentara. Ocho de los diputados de JxCat y ERC están en prisión o fugados, y si no pueden acudir a las sesiones del Parlament, el independentismo perderá la mayoría necesaria para elegir un president. Si regresan los fugados serán detenidos; si salen los hoy en prisión podrán realizar su trabajo parlamentario, pero tienen pendientes juicios en los que la pena más suave sería la inhabilitación para ocupar altos cargos.

Una situación insólita que marca la política de Cataluña y España, y que no tiene muchas posibilidades de salida legal y coherente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios