Análisis

FÁTIMA DÍAZ

Un documental nada real

El médico forense Richard Shepherd busca salir en televisión, y se ve de lejos. Últimas horas.., su último estreno la noche de los domingos en DKiss, es un retrato morboso, inquietante e impactante de los últimos momentos de vida de grandes estrellas del mundo del espectáculo. Como serie documental, tiene todos los ingredientes para dejar al espectador pegado al sofá. Pero el patólogo sólo transmite sensacionalismo, ni veracidad, ni rigor, ni seriedad. Una americanada de libro que no deja de ser interesante, pese a que las grandes revelaciones que se anuncien sean sólo reclamos publicitarios pues son datos sabidos y difundidos extensamente anteriormente casi siempre.

La muerte de Michael Jackson y todo lo que la rodeó sirvió para abrir boca en la primera entrega. La desaparición del Rey del Pop el 25 de junio de 2009 a los 50 años de edad dejó múltiples interrogantes y millonarias deudas; más preguntas que respuestas acerca de su siempre polémica vida. ¿A cuántas cirugías se había sometido?, ¿qué padecimientos físicos lo llevaron a su adicción a los fármacos?, ¿qué batalla terminó costándole la vida?. Son algunos de los interrogantes a los que Shepherd intentó dar respuesta.

El caso de Jackson fue el primero. La semana siguiente vinieron Elvis Presley, Whitney Houston, Karen Carpenter y Michael Hutchense, así como las actrices Anna Nicole Smith y Brittany Murphy. Mañana le toma el turno al actor River Phoenix, y Nicole Brown, ex esposa del jugador de fútbol profesional O. J. Simpson. Todas ellas celebridades investigadas y cuyas muertes han sido analizadas al milímetro por Richard Shepherd.

El forense pone fin a muchas especulaciones falsas y revela los "misterios" detrás de los fallecimientos más sonados en Hollywood. En cada uno de los nueve episodios, el médico revisa las pruebas médicas obtenidas en las autopsias reales de las personalidades y explica detalladamente qué fue lo que realmente acabó con las vidas estas estrellas.

A Shepherd le avala una carrera de más de 25 años haciendo autopsias y, durante este tiempo, ha sido citado como experto en la investigación de muertes de grandes personalidades como la princesa Diana, la presentadora británica de televisión Jill Dando e intervino también en la investigación de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos.

La serie documental, con reminiscencias de ficción por la pompa y boato que se da a los casos, es real, aunque parezca mentira. De ahí que parezca más Bones u otra serie de forenses que un documental.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios