Análisis

Julio Lorca

Director de Desarrollo de Salud Digital en DKV

El movimiento FemTech

Hace tiempo que sabemos que las mujeres deciden más del 70 % de las compras en todo el mundo. Pese a ello, las decisiones en inversiones de Salud Digital las toman hombres

Embarazada.

Embarazada. / R. D.

. .

.

Hace tiempo que sabemos que las mujeres deciden más del 70 % de las compras en todo el mundo. En esto coinciden desde el Banco Mundial al Boston Consulting Group. Sin embargo, las decisiones de donde invertir al innovar en productos de salud digital siguen siendo tomadas en su mayoría por hombres. Al menos así lo resaltaba la revista Wired en su artículo de agosto del pasado año: We need to talk about investor´s problem with vaginas. Efectivamente, sólo el 4 % de la inversión en I+D sanitaria se destinan a problemas relacionados con la salud femenina.

Pues bien, desde hace un par de años, comienza a emerger un movimiento denominado Femtech (Female tech) que intenta equilibrar la balanza. Su objetivo es bien simple: promover la inversión en dispositivos médico-digitales destinados a la salud de la mujer. Desde entonces, no dejan de aparecer nuevas iniciativas que incrementan la participación de este segmento de mercado ante los crecientes recursos destinados a innovar en salud digital. Revisemos como esto empieza a cambiar.

Una compañía que fabrica un extractor de leche portátil incorporada al sujetador (Willow) consiguió una inversión de 55 millones de dólares para crear este gadget revolucionario, que incluso atrajo a sus filas a la antigua gerente de eBay y Airbnb, Laura Chambers como directora ejecutiva. Otra compañía especializada en telesalud femenina (Maven) consiguió 45 millones de dólares, con el apoyo de las famosas actrices Reese Witherspoon, Natalie Portman y otras destacadas figuras del movimiento en defensa de la igualdad de género.

Así, la vinculación entre FemTech y los derechos de la mujer parece evidente. Gloria Kolb, cofundadora y directora ejecutiva de la empresa Elidah, que desarrolla wareables para tratar la incontinencia urinaria femenina, defiende que "la salud de la mujer no debería ser un tema tabú, y espero que los inversores se den cuenta de que presenta un gran mercado, listo para la innovación". De forma más explícita encontramos esta relación en fenómenos comerciales como el representado por el Satisfyer, un estimulador sexual, o la campaña #GetOnTop que invita a que la mujer tome el control de su salud sexual sin tapujos.

De igual manera, podemos encontrar incluso sitios web especializados en gadget de salud femenina como: womenofwearables.com o femtechinsider.com. Pero no necesitamos ir muy lejos para ver como el Femtech comienza a ser onmipresente. En los últimos modelos de uno de los smartwatch más populares, Mi Smart Band de la compañía Xiaomi, encontramos la opción de seguimiento de la salud femenina. Partiendo de la grabación de la evolución de los cambios fisiológicos y las fases de ovulación, ofrece recordatorios útiles vinculados al ciclo. O Garmin, otro de los líderes mundiales en relojes inteligentes, que lanzó el pasado noviembre una solución para seguimiento del embarazo.

A partir de aquí el terreno está sembrado para lo que promete ser uno de los mercados más vibrantes de los próximos años y que se espera alcance los 60.000 millones de dólares en 2027. Así disponemos ya de muchas apps y dispositivos especializados en: menstruación (CLue); fertilidad y control de la natalidad (Miracare); salud pélvica (Elvie); menopausia (Gennev); enfermedades crónicas y trastornos hormonales (OsteoBoost), bienestar sexual (Fiera), lactancia materna (LactApp) o embarazo (Pregnascan) y postparto (Sweat). No obstante, esto debería ir evolucionando hacia modelos más integrales o de desfragmentación.¿Cuál es la razón del tremendo avance que está experimentando el FemTech? Cada vez mas mujeres ocupan puestos directivos en empresas tecnológicas e inversoras y pueden así influir en mayor medida en áreas de tanto interés para todos, incluido el potencial económico que conlleva.

En la Salud que viene (LSQV), veremos propuestas novedosas que harán gala de un abordaje holístico centrado en la mujer y que, a modo de agentes de salud, les acompañarán, a través de las diferentes etapas de desenvolvimiento vital. Los sistemas de aprendizaje automático y de IA, serán los encargados de ir reconduciendo el acople entre cada utilidad y las necesidades cambiantes de forma adaptativa. Y, por supuesto, gran parte de las decisiones sobre donde invertir, serán tomadas por ellas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios