Análisis

FÁTIMA DÍAZ

La 'percha' para propiciar el reencuentro

El propio Ángel Martín lo dijo en su momento: el objetivo era volver a sentarse con Patricia Conde frente a la cámara, lo único que les faltaba era la percha, el contenido de dicho proyecto. Finalmente, lo encontraron: informar con humor sobre temas de ciencia y tecnología. Wifileaks, de #0, sin embargo, ha echado el cierre prematuramente esta semana, tras una primera temporada cortísima. Movistar+ habla de que el regreso está "asegurado", pero no hay fecha a la vista.

Tres meses ha durado -al menos de momento- este reencuentro tan esperado para los fans del mítico Sé lo que hicísteis de cuando La Sexta se acercaba más a la originalidad y modernidad del proyecto que ahora defiende #0 que a lo que es ahora: una cadena generalista más, trasnochada, vacía y sin rumbo cierto.

Después de siete años de separación (televisiva, pues presumen de seguir siendo amigos), Martín y Conde se juntaron para resucitar SLQH, un regreso muy esperado que ha durado poco pero que ha servido para darnos cuenta que era posible dar una vuelta de tuerca más al formato triplete: debate-humor-zapping. Sin tapujos a la hora de reírse de ellos mismos, y sin censuras a la hora de referirse al programa que los catapultó a la fama. La dosis de nostalgia está presente y es efectiva. Ejerciendo ambos los mismos papeles: ella el de chica mona inocentemente macabra, y él de un enano gruñón y cascarrabias. Su química sigue intacta y, aunque la edad no perdona a la hora de leer el autocue, funcionan de manera idónea para mantener al espectador atento durante 25 minutos de entretenimiento que se hacen muuuuuy cortos.

No pregunten por Bob Esponja, por Mermelada o por Karmele, pues Wifileaks se aleja absolutamente de la prensa rosa acercándose al producto final que han ofrecido en La 2 espacios como, por ejemplo, Órbita Laika. Sin embargo, las disparatadas conversaciones entre estos medio-actores, medio-presentadores, no terminan de hilar con el vídeo de Stephen Hawking que se emite después, o con las aplicaciones más bizarras para ligar. Esta presunta madurez de la que presume el espacio, siendo su premisa el paso del tiempo bajo una visión principalmente tecnológica ("Noticias del futuro"), no ofrece flexibilidad suficiente para merodear por todas las esquinas del humor.

Wifileaks recuerda a la recta final del programa de La Sexta, y no a sus comienzos pícaros. Va de intentar comprender lo mucho que ha cambiado el mundo en los últimos años, con pinceladas de Historia y toneladas de comedia. Un zapping para sesudos, una fórmula que funciona más por la morriña que por el programa en sí.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios