Análisis

samuel Silva

El primer equipo como mejor escudo

El bético presume ahora al ver la tabla, pero el crecimiento requiere más medidas

Al son de los éxitos de la primera plantilla, pese a esa positiva dinámica interrumpida en San Mamés, en Heliópolis se respiran otros aires que generan ilusión entre sus aficionados. Situaciones impropias de una entidad que pretende consolidarse en la élite, y que otrora generaban controversia, quedan ahora en un segundo plano para el bético, que tras tiempos de mediocridad bien merece ahora presumir de su primer equipo.

La rectificación emprendida por Ángel Haro y José Miguel López Catalán en el proyecto deportivo, otorgándole a Lorenzo Serra Ferrer el peso específico en esa área decisiva para un club de fútbol, le ha cambiado la vida al bético de a pie, al que sólo le importa mirar la clasificación y ver a su equipo codeándose con los mejores de España. Pero el análisis de los profesionales no debe detenerse únicamente en ese aspecto.

Para resaltar los logros de una gestión ya cuentan los dirigentes con sus medios, y no sólo los que llevan la marca Betis, pero otras cuestiones muy necesarias para iniciar ese crecimiento deben ser analizadas desde el exterior, pese a que ese control no sea del agrado de algunos dirigentes.

Al brillo del nuevo Gol Sur, con sus matices económicos, se unen otros aspectos positivos como el aumento de seguidores en las redes sociales o la importancia consignada al fútbol femenino, que está en consonancia con estos tiempos que necesitan de un ascenso de la mujer en todos los ámbitos, también en el deporte.

Pero la buena trayectoria del Betis en la Liga no puede ni debe esconder ese escudo mancillado dos años seguidos por la sección de baloncesto, esa política de comunicación con directrices más propias de caciques de otros tiempos, ese despilfarro económico acumulado que obliga a vigilar las cuentas o una política de contratación más propia de un cortijo y que no pasaría el filtro de cualquier meritocracia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios