La prudencia, esa virtud escasa

Ni es mala ni está reñida con la ambición; es más, sólo de esa mezcla salen las grandes cosas

MiRA que han tenido tiempo de aprender, pero ahí siguen. Ni lo de la piel del oso, ni lo del cuento de la lechera... no hay fábula ni refrán que pueda con ellos. Ni siquiera han servido las revelaciones de Rubiales y Piqué –Rubi y Geri en el colegueo de WhatSapp– para que entiendan que el fútbol español es un coto privado, ni quedarse de golpe y porrazo sin su último gran argumento, la pareja de centrales que formaban Koundé y Diego Carlos.

Con Lopetegui más mosqueado –como dice el Comandante Lara– “que Spiderman en un descampado” y con Monchi con el agua al cuello y el móvil más caliente que la oreja de un corredor de bolsa, déjenme que me lleve las manos a la cabeza cuando sigo escuchando afirmaciones de dirigentes del Sevilla metiendo en la cabeza de sus aficionados ilusiones sobre un proyecto de ganar la Liga. Pierden una excelente ocasión, en estos días en los que todo el sevillismo está más pendiente de un traspaso que de un fichaje, de ser prudentes, una virtud cada vez más escasa en esta sociedad del yo, yo y nada más que yo.

El milagro de los panes y los peces se lleva repitiendo en el Sánchez-Pizjuán con demasiada asiduidad y la presión de convertir el agua en vino cada verano siempre recae sobre una misma persona que también tendrá derecho a equivocarse cuando lo haga. No casa que cada vez que llega mayo se empiece a vender la moto de un modelo de negocio exitoso e instaurado para empezar a meterle con calzador al personal lo de las ventas y que a la vez se sueñe con equipararse a los mastodontes del fútbol español, con los que nunca, nunca, podrá competir como un igual con ese modelo alimentador de dividendos.Asuman que rozan el techo con las cabezas y presuman de que siguen tocándolo año a año. Pero acuérdense de que la prudencia no es mala ni está reñida con la ambición. De hecho, sólo de esa mezcla salen las grandes cosas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios