Análisis

El parqué

Los 10.500 se resisten

La Bolsa española subió ayer el 0,05% y se libró del impacto negativo de la revalorización hasta niveles de finales de 2014 del petróleo (el barril de Brent avanzó a 70 dólares ) y del euro (se cambió a 1,227 dólares), pero al mercado se le resiste la cota de los 10.500 en el principal indicador, el Íbex 35. Con la prima de riesgo en 94 puntos básicos, el selectivo, en su cuarta sesión consecutiva al alza, ganó 4,8 puntos, ese 0,05%, hasta 10.467,2 puntos. En el año acumula ganancias del 4,21%.

Madrid lideró los índices europeos, la mayoría en pérdidas: Fráncfort cedió el 0,34%; París el 0,13% y Londres el 0,12%. Sólo Milán también ganó: el 0,49%.

Al final de la sesión, la bolsa quedó condicionada por las europeas, los grandes valores y las cotizaciones del euro y del petróleo, que permitieron que acabara por cuarta sesión consecutiva con ganancias.

De los grandes valores sólo bajó el Banco Santander, el 0,3%, mientras subieron Telefónica, el 0,63%; Iberdrola el 0,55%; BBVA el 0,44%; Inditex el 0,21% y Repsol el 0,13%.

Acciona lideró las subidas del Íbex con un repunte del 3,36%, en tanto que Siemens Gamesa ganó el 2,57% y Endesa el 1,43%. Técnicas Reunidas, Enagás, Meliá, Gas Natural y Sabadell también subieron por encima del medio punto porcentual. IAG encabezó las bajadas del selectivo español, al bajar del 2,57%, seguida por Dia y un retroceso del 1,79%, mientras que Grifols cayó 1,1%.

En el mercado continuo, donde se negociaron 1.830 millones de euros, la mayor subida correspondió Saeta Yield después de que un fondo de inversión canadiense estuviera dispuesto a comprar la compañía, mientras Pescanova cayó el 7,38%.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios