Análisis

María Luisa Ríos

El saber del Padre

Te he acompañado en sueños cruzando el puente que une tu barrio con Sevilla

La sacudida remueve el polvo oscuro y pesado de lo incierto que penetra la garganta ahogando con su carga de tristeza. El concepto de seguridad se ha difuminado y ha sesgado la continuidad de una vida que, en primavera especialmente, se vestía de color y fluía sin parones largos en los que no hacía falta el apoyo del cirio sobre el suelo.

La secuencia de la vida nunca fue medida en segundos, los que duran la conciencia del latido momentáneo. Ahora cuenta lo que ha sido y lo que esperamos sea, y hacemos el esfuerzo de vestirnos la túnica de esperanza y preparar nuestro vía crucis en silencio, con las ventanas cerradas y en soledad, en la búsqueda de la verdad que quedó tallada en la memoria. Es el alivio y asidero ante el revés que nos dejó los pies colgando del precipicio.

El mío está siendo aferrar tu mano firme y sentir en la mía la dulce rugosidad que te regaló el tiempo. Evidenciar en ese contacto el calor de la infancia que no consiguió escaparse y percibir la esencia de la sabiduría cultivada con voluntad, disciplina y empeño.

Te he acompañado en mis sueños cruzando juntos el puente moderno que une tu barrio con la Sevilla donde naciste y que mira, de reojo y con admiración, al que supiste salvar con precisa ejecución de ingeniero para que se meciera eternamente sobre el río con ritmo de un soneto perfecto.

Hoy me dejé llevar, casi en volandas, por la calle del rey santo asida a tu alma de poeta y quedé frente a la puerta de tu preciosa capilla, refugio y templo del saber, donde inunda la luz de Su rostro sereno de amor en la muerte. Esa expresión de paz con conciencia de muerte, de Buena Muerte, es el descanso que da la certeza de vida al final del camino, es el ejemplo y la fuerza que nos ayuda a continuar sin miedo, con alegría y esperanza. Como he visto en ti y me has enseñado siempre más allá de los sueños.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios