Análisis

juan antonio solís

El suicidio más hermoso

Más peligroso que Messi enfrente es que el entrenador de tu equipo se obceque y obceque

Todo en esta vida, o casi, puede contener un atisbo de belleza. Hasta un suicidio -si no lo creen así, tecleen en el Google "Evelyn McHale"- puede ser hermoso. Julen Lopetegui está empeñado en demostrarlo. El entrenador se está destapando como un buen estratega en el planteamiento previo de los partidos -no tanto en el fragor del juego- pero también está cincelando una pétrea imagen de testarudo. De cabezón. Y más peligroso que Messi enfrente ajustando su punto de mira es que el entrenador de tu equipo se obceque y mantenga una dirección a pesar de que todo el mundo camine en la opuesta.

Y vaya por delante que Luuk de Jong no fue el peor en el Día de la Marmota 2019. Menos orgullosos se deben sentir Munir -parafraseando a Mae West, este chico, cuando juega bien es bueno, pero cuando juega mal, es mejor- y Joan Jordán tras ver sus aportaciones en el Camp Nou. Pero al preparador de Asteasu se le está yendo la mano con ver lo que nadie ve. La historia del fútbol está llena de entrenadores que se fueron a la cuneta víctimas de su empecinamiento.

Y sería una pena para el Sevilla que Lopetegui engrosara esa lista, porque opino que su equipo está dispuesto con mucho orden, aprieta y se repliega como hace años, juega con marcada personalidad y destila por momentos un fútbol de alta escuela. Un equipo que baila al Eibar de esa forma en la primera parte y que somete al Barça durante 25 minutos como ayer hizo, no es un equipo mediocre. Es un equipo llamado a competir por causas nobles.

En el partido previo que todos tenemos en la cabeza, el jugador más adelantado del Sevilla iba a moverse muy lejos de Ter Stegen. Era otra razón para prescindir por fin de Luuk de Jong. Pero Lopetegui le pidió a alguien que le sujetara el cubata y fue aún más allá. Como estaba convencido de que su Sevilla iba a jugar más cerca de Ter Stegen de lo que todos pensaban, mantuvo a De Jong. Y tuvo razón: su Sevilla jugó muy cerca de Ter Stegen...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios