Todos reos de Vox

El PSOE vuelve a agitar a la ultraderecha porque las premisas para repetir elecciones eran erróneas

Mitin de Santiago Abascal en Dos Hermanas Mitin de Santiago Abascal en Dos Hermanas

Mitin de Santiago Abascal en Dos Hermanas

CUANDO Pedro Sánchez decidió que el resultado cosechado el 28 de abril no valía para gobernar y que había que provocar otras elecciones el 10-N –probablemente muy poco después del 27 de mayo, a la vista del calendario seguido en la investidura fallida– lo hizo bajo premisas erróneas.

Básicamente eran dos: que la postura que el Gobierno mantendría tras la sentencia del procés beneficiaría al PSOE y que otras elecciones asegurarían una mayoría minoritaria más sólida a los socialistas. Ninguna parece cumplirse.

La imagen recurrente de disturbios nunca vistos en democracia –por la violencia contra las Fuerzas de Seguridad del Estado– se ha vuelto contra el Gobierno... y ha excitado el ultranacionalismo español en favor de Vox, según la tendencia que marcan las encuestas. Salvo el CIS de Tezanos, claro.

Si éstas están en lo cierto, el PSOE no crecería e incluso podría perder algún escaño. Podemos caería pero no a plomo, como esperaba La Moncloa. Cs sí se desploma pero la fuga de votos engrosa a las otras opciones del bloque de derechas y apenas transfunde sufragios al socialismo, como anhelaba.

Tan es así, que el PSOE de Sánchez ha girado de estrategia y ha vuelto a la que le funcionó en abril: el miedo a la ultraderecha. Todos reos de Vox. El PSOE porque necesita que movilice a la izquierda; el PP porque el crecimiento que auguran los sondeos se ha frenado y parece ponerle un techo de cristal en la centena de diputados; Cs porque ha perdido la centralidad y es mucho menos creíble como partido de derecha dura –le pasó al PP en abril–, y Podemos porque le amenaza el voto útil. Y Vox como cochino en un charco. Pero las elecciones las carga el diablo: nadie asegura si la combinación de mayor fragmentación y algo menos de participación traerá más  bloqueo o sumas indeseadas por el Gobierno.

En Andalucía pasó. Veremos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios