Años de humo (5)

Una lluvia torrencial y continua ayudó a desbaratar el ataque francés a Tarifa en enero de 1812. Eugenio, el Asaúra, estaba entre las partidas refugiadas en la ciudad y que actuaron en la defensa a las órdenes de oficiales regulares. También la Guinda, la compañera del grupo, colaboró en la acción. Pero al cabo de los años, tras la segunda invasión francesa de 1823 y derivados algunos guerrilleros en contrabandistas y bandoleros, aparece repentina la Guinda ante ellos, con muy distintos modales y aspecto.