juan manuel flores

Secretario de Salud y Consumo del PSOE de Sevilla

NUESTRA ATENCIÓN PRIMARIA

Ha faltado una planificación para la atención primaria por parte del SAS

La evolución de la pandemia de Covid-19 muestra que estamos ante un nuevo repunte que está condicionando, junto a otros factores, la actual situación en nuestra atención primaria (AP): Centros de Salud colapsados. Y no es una crítica sin base de la oposición.

Ante esta realidad, no tenemos más remedio que preguntarnos: ¿Nos hemos preparado para este escenario, ya apuntado por los expertos en la primavera de este año? ¿En concreto, cómo se ha organizado y reforzado el nivel de AP? ¿Se han incorporado nuevos profesionales sanitarios que aseguren un número adecuado de rastreadores o se está asignando esta tarea a profesionales que ya están en el sistema? ¿Qué influencia está teniendo el repunte de la Covid-19 en el conjunto de la atención que prestan nuestros centros de salud a sus pacientes?

Desde nuestro punto de vista, carecemos de respuestas clarificadoras a estas preguntas, lo que nos induce a pensar que ha faltado una planificación para AP por parte de la dirección del Servicio Andaluz de Salud y, como consecuencia de ello, los profesionales de Medicina de Familia, de Enfermería y del resto de categorías, están soportando actualmente una elevada sobrecarga de trabajo.

Además, el Plan Verano 2020 ha contribuido, lamentablemente, a la situación que estamos viviendo. Ya dijimos que este verano no podía abordarse como los veranos anteriores. Pese a la financiación extraordinaria del Gobierno de España, la programación de AP durante este periodo del año ha sido, en términos generales, similar a los años previos.

La suspensión de la mayoría de las consultas de tarde ha supuesto en estas semanas una considerable merma de la accesibilidad. Para intentar compensar esta situación, no ha sido sino hasta el pasado 7 de septiembre cuando se autorizó a los Centros de Salud la posibilidad de realizar un módulo presencial de cuatro horas por la tarde. ¿No se pudo tomar esta decisión antes?

En definitiva, el final del verano se está caracterizando por una situación clamorosamente deficiente en AP. La ciudadanía se está encontrando con problemas de accesibilidad a sus centros de salud e importantes demoras en la asistencia presencial.

Si difícil están siendo estas últimas semanas, la llegada de los próximos meses de frío hace más que necesario que se programen ya las medidas necesarias para disminuir la demora y garantizar una asistencia satisfactoria, tanto para los usuarios como para los profesionales. Consideramos, que entre estas medidas deberían contemplarse, al menos, las siguientes: asegurar la cobertura del global de las plazas asistenciales, contratar profesionales para el rastreo, reforzar el servicio de atención telefónica a la ciudadanía y potenciar la capacidad asistencial de los Servicios de Urgencias de AP.

Asegurar una buena Atención Primaria es fundamental en un sistema sanitario público, de acceso universal, equitativo y de calidad; y más, ahora.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios