S. V.

Acción social en un tablero

El Club de Ajedrez San José crea un proyecto para mejorar la calidad de vida de personas enfermas o en riesgo de exclusión social

Los vecinos de San José de la Rinconada han conseguido que el ajedrez no sea únicamente un juego de estrategia. Sobre el tablero de ocho por ocho casillas ya no sólo se colocan peones, caballos o damas. Las entidades sociales del municipio son ahora también piezas importantes de este juego.

Desde su reciente refundación, el Club Ajedrez San José se ha caracterizado por multiplicar su presencia en la calle. Así, entre sus actividades fue emergiendo una nueva vertiente solidaria que comenzó con clases de este deporte en la Asociación San José de Alzheimer y Otras Demencias para estimular la actividad cognitiva de las personas afectadas. Esta iniciativa ha ido evolucionando hasta derivar en un macroproyecto bautizado como Ajedrez de Acción Social.

La idea inicial partió de Jaime Guerrero, uno de los socios del club, que puso en marcha el taller de ajedrez con la asociación de Alzheimer. Luego, se unieron a él Amador Martín, que trabaja en ACAT (Asociación Ciudadana de Ayuda al Toxicómano), y José Manuel Martín, que colabora con la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de San José.

Entre los planes de futuro está ampliar el proyectos con adolescentes a través de las Hermanas de la Caridad y trabajar para crear una sección de ajedrez femenino en la entidad. "Este proyecto parte de la base de equiparar distintas desigualdades que se producen en la sociedad y utilizar este deporte como herramienta para mejorar la calidad de vida de las personas que lo practican y como experiencia vital que optimice la capacidad para enfrentarte al mundo", explica Jaime Guerrero. Su compañero Amador Martín va más allá: "No queremos quedarnos donde estamos sino seguir creciendo para llegar a otros colectivos locales como los que trabajan con personas con discapacidad, presos o personas con enfermedades que les obligan a pasar largas temporadas en hospitales".

Los promotores del proyecto aseguran que, en la actualidad, no existe ningún club de ajedrez en España que haga lo mismo que el de San José de forma altruista. Como destaca Jaime Guerrero, "La empresa Magic Line, de Extremadura, hace actividades increíbles, pero existe ánimo de lucro, no es algo voluntario como hacemos nosotros".

La finalidad de estas actividades es que la gente "juegue al ajedrez, que se genere conciencia de que se trata de algo más que un deporte y que se rompan los mitos que hablan de que para jugar al ajedrez hay que ser muy inteligente", argumenta Jaime Guerrero. "Con este tipo de proyectos se unen personas y diferentes asociaciones, creando una interacción y cooperación entre vecinos, y provocando una retroalimentación entre los ciudadanos del municipio que favorece la solidaridad", continúa Amador Martín.

Además de la labor solidaria y altruista que realizan, ambos protagonistas tienen claro que reciben más de lo que dan. Según Guerrero, "no hay nada más grande que una sesión con mis abuelos y abuelas de la asociación de Alzheimer, mirarlos a los ojos, escucharlos, observarlos y recibir una gran sonrisa como pago; también recibimos regalos, como una funda para el móvil bordada que guardo con mucho cariño".

Tanto Jaime Guerrero como Amador Martín inciden en que el ajedrez es "una herramienta para luchar contra la pereza mental, el peor mal de la sociedad".

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios