Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Adiós al Carranza, orgullo del cadismo

Esgrimiendo la sectaria Memoria Democrática, se despoja al estadio del nombre que le dio fama

Cádiz quiere que el estadio siga llamándose Carranza, pero su inefable alcalde anda en la tarea de ir realizando consultas hasta que salga lo que él quiere, que es cualquier nombre que, a su juicio, no vulnere la muy sectaria Memoria Democrática, que ni tiene memoria ni es democrática. El Carranza, que lleva el nombre de un personaje del franquismo, es el mayor orgullo del cadismo y creo que merece el respeto que se le está perdiendo.

La cosa sería graciosa si no fuese porque no se le ve esa chispa por lado alguno. José María González, el alcalde que votaron los gaditanos, se ve en el derecho de aplicar un reglamento nuevo que nació del sectarismo más furibundo. Y hasta que no salga un nombre a su gusto no va a parar. Está el hombre en la faena de vetar cuanto no le gusta en un alarde antidemocrático de no te menees y va a pasarse por su arco triunfal una hermosa historia de sesentaicinco años de vida.

Era alcalde José León, el hijo de Ramón de Carranza, y en aquel verano del 55 vivió Cádiz la gran nueva de un precioso estadio que sustituía al demolido Mirandilla. Se inauguró con un partido entre el Cádiz y el Barcelona para días después celebrarse la primera edición del Trofeo Carranza. Sesentaicinco años de aquello y generaciones de gaditanos que llevan el nombre del estadio en la masa de la sangre sin pararse a pensar qué fue de la vida y milagros de aquel hombre.

Y con la de problemas que tenemos los españoles en general y los gaditanos en particular, al señor alcalde le ha dado la perra de esgrimir la sectaria Memoria Democrática para ir modelando la ciudad al gusto de sus creencias y que le den al resto por do más pecado haya. Lo cierto es que al orgullo del cadismo van a despojarle el nombre que lo hizo universal por una decisión caprichosa y sin ningún sentido, pero encaminada a seguir sembrando la división entre las dos Españas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios