Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

Adiós, 2

CUANDO nació hace 14 años pronosticaban que con su competencia ponían en peligro cientos de puestos de trabajo en las cadenas locales. Qué cosas se decían en los 90. Durante un tiempo fue una trinchera andalucista y era una hermana pequeña que sobre todo funcionó como canal guardería. Cerca de 200.000 niños andaluces tomaban las galletas con Doraemon. Los mocosos del Sur de ahora han dado un tanto de lado a La Banda y ahora se desparraman por los canales animados de la TDT.

La RTVA prescinde de Canal 2 Andalucía, de Canal Sur 2, en una medida que se antoja drástica; al menos podía cumplir el cometido de cadena de redifusiones para dar oportunidad en mejores horarios a esos programas que se esconden por las madrugadas. Un adiós que se presentía para un segundo canal que en un mes sufrirá su apagón digital tras haberse desangrado desde antes del apagón analógico. Apenas superaba el 1% de la audiencia andaluza (en sus buenos momentos llegó a rondar el 5%) y el ahogo presupuestario obliga a poner en práctica lo del "servicio público con público". A excepción de la franja de concursos, la 2 de Canal Sur era en la práctica un canal invisible. Desaparecerán un puñado de programas externos, de vocación minoritaria, que apenas tenían audiencia y suponemos que al primer canal llegarán algunos de los espacios más baratos y potables como Cifras y letras, que siempre será mejor que una ristra de culebrones. El pato, como decíamos, lo pagan los trabajadores de las productoras. Los últimos de la cadena. Sus informativos diarios, El público lee o El club de las ideas se quedan en el aire.

Con la desaparición de Canal Sur 2 llega la reforma integral de Canal Sur, la Única, para afirmar una vocación andaluza de calidad. La RTVA tirita y, como poco, al director general Pablo Carrasco le están terminando de mover la silla.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios