La ventana

Luis Carlos Peris

Ahí sigue el último de Linares

SÓLO él estuvo en Linares y ahí sigue. Fue el único fotógrafo que inmortalizó aquella tarde en que España se vistió de negro por un torero. Francisco Cano ejerció de notario que para levantar acta gráfica de aquel suceso y ahora, cuando los noventa y siete años ya no podrá cumplirlos, continúa en los callejones del ruedo ibérico con su gorrilla autografiada y una vitalidad ilógica. Y Canito no sólo es el decano de los fotógrafos taurinos sino que podría ser el decano de todo lo que pervive. Nadie a su edad puede con lo que él puede y esta tarde presenta en la Fundación Cruzcampo un libro que bien podría resumir su trayectoria si es que dicha carrera puede ser condensada. Ava Gardner, Luis Miguel, Manolete, Hemingway con Ordóñez, Ordóñez con Orson Welles, Arruza, Charlton Heston, Fleming o Sofia Loren como en una galería de perpetuos/as a los que este alicantino ha sobrevivido en perfecto estado de revista.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios