La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

¿Ahora os enteráis, criaturas?

Ayuntamiento, arquitectos, artistas y otros nababs llegan a salvar los adoquines tan tarde como Terry a Custer

Leíamos ayer en este periódico que es el suyo: "Una apuesta por el pavimento tradicional. El Pleno del Ayuntamiento aprobó sin oposición la inclusión del adoquín de Gerena en los Planes Especiales de Protección del Conjunto Histórico. Todos los partidos respaldaron la propuesta del grupo de Ciudadanos, que había solicitado también la adhesión al manifiesto en defensa de la pavimentación histórica de Sevilla, que se presentó hace unos días y respaldan más de medio centenar de arquitectos, artistas y destacados miembros de la sociedad civil sevillana".

Propongo que el pleno del Ayuntamiento apruebe también la inclusión en los Planes Especiales de Protección del Conjunto Histórico el teatro San Fernando, el edificio de Aníbal González de la Campana, los chalés regionalistas de Nervión, el mercado de la Encarnación, el interior del Coliseo España, los comercios, bares y confiterías históricos Marciano, la Casa de las Galletas, Laredo, Los Corales, La Española o el Gran Britz, la fisonomía de plaza salón de San Lorenzo (¡y sus árboles!)... Porque el Ayuntamiento llega a la salvación de los adoquines de Gerena como el general Alfred Terry a Little Big Horn para salvar a Custer. Y con idéntico fatal retraso llegan los arquitectos, artistas, destacados miembros de la sociedad sevillana y otros nababs locales.

¿Dónde estaban desde que Alejandro Rojas Marcos empezó a destrozar los pavimentos del centro histórico metiéndole mano a las plazas de la Virgen de los Reyes y del Triunfo hasta que Espadas se ha cebado con Mateos Gago, pasando por las barbaridades de todos los alcaldes que han presidido las corporaciones municipales, con Sánchez Monteseirín en la cúspide de los disparates? ¿Por qué callaron? ¿Por qué incluso algunos descalificaban como nostálgicos reaccionarios a quienes decían -decíamos- lo que hoy, demasiado tarde, dicen ellos? ¿Por qué tragaron con las mentiras de que el bien de peatonalizar conllevaba el mal de talar los árboles y sustituir aceras y adoquines por lisos y grises pavimentos churretosos, de que el bien de abordar las cuestiones pendientes de la Alameda y la Encarnación conllevaba el mal de las vergonzosas y caras soluciones que se les ha dado?

Es bochornoso que el acuerdo se produzca cuando ya se puede ver la m… que el mismo Ayuntamiento que lo suscribe ha perpetrado en el tramo de Mateos Gago que va de Fabiola a la parroquia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios