las dos orillas

José Joaquín León

Entre Alaya y Constantina

UN solo debate para esto, para que algunos lo reduzcan a dónde están Cazalla y Constantina. Y, para colmo, después vino Alfonso Guerra para poner las cosas en otro sitio, para pasar de Cazalla a Alaya, que no es otro pueblo de la Sierra Norte, sino la juez de los EREs, ¿eres tú, o era el otro el que trincó?

En el debate único por definición se pasaron un montón de días con los preparativos, y venga asesores por aquí y por allí, y lo llevan escrito para que no se les escape un detalle, y al final se mete la patita por donde menos se esperaba. Y como se hace en vivo y en directo, ahí quedó; y el otro ni se enteró. Le pasó en su día a Zapatero con el precio del café, cuando tenían una preguntita para él. Y le pasó a Rajoy en el debate al mencionar a Cazalla y Constantina (además de Olvera y Grazalema) cuando Rubalcaba se refería a la Sierra de Cádiz, provincia por la que ha sido diputado cunero. Al final, lo que quedó del debate es que Rajoy ganó en economía y demás, pero que suspendió en geografía.

Siempre se podrá decir que fue un despiste. También se podría decir que, en la noche de marras, los tertulianos tampoco se enteraron, señal de que no hay muchos conocimientos geográficos. Ni turísticos tampoco. ¿Para qué sirven las diputaciones, las mancomunidades y esos entes varios que promocionan el turismo rural? La conclusión de ese debate fue que nadie sabe dónde están Cazalla y Constantina, que no existe la Sierra Norte. El propio Rubalcaba tal vez pensó que esos dos pueblos de la Sierra de Cádiz no los conocía y mejor callarse; o se hizo el loco para no derivar por la geografía, que es difícil. Pero ahí se le fue vivo Rajoy, y no sólo en eso.

Es cierto que Mariano ha estado de visita en la Sierra de Cádiz y se fotografió elaborando queso payoyo con bata, entre otras fotos. Rajoy también ha estado en Cazalla y Constantina, conoce casi toda Andalucía. Pero, con tanto viajar, te pasa que confundes las noches con los días y unas sierras con otras, con lo que fastidia eso a los alcaldes de los pueblos.

Cuando todo el mundo hablaba de Cazalla, menos Rubalcaba que no dijo ni mu, apareció Alfonso Guerra hablando de Alaya. Algunos ya preguntaban si era un pueblo con nombre de mujer y de juez, si también estaba en la Sierra Norte; o en la Sur, como Montellano, donde nació Zoido, no demasiado lejos de Olvera (que sí está en la Sierra de Cádiz), donde nació Javier Arenas y fue alcalde Paco Menacho, consejero de Gobernación y Justicia.

Alfonso Guerra no se corta, a pesar de Juan, aquel hermano con el que empezó lo de entonces. Y ahora, en pleno debate sobre ¿por qué nadie sabe dónde está la Sierra Norte?, habla de Alaya y sus amistades, y calla sobre los amigos del ERE, sólo para despistar.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios