CARLOS del Amor acaba de lanzar su primera colección de relatos, La vida a veces. Desde el título, se adivina su sello. En los últimos años, desde que se integrase en el área de Cultura de los informativos de TVE de la mano de Fran Llorente, Del Amor ha dejado un magnífico rastro de televisión de autor plasmado en numerosas informaciones. Tan cortas como intensas. Diferentes. Fáciles de reconocer. Piezas muy visuales, con textos concebidos para servir de apoyo a las imágenes. Empleando puntos de vista muy distintos a los habituales. Oxigenando la cultura, e invitando al espectador a mirarla desde otro punto de vista.

Los relatos de La vida a veces, en este sentido, no son más que una prolongación literaria de estas piezas periodísticas. Una gavilla de historias en las que el autor fabula acerca de historias cotidianas, siempre próximas. Textos que cuesta leer sin escuchar de fondo la voz del narrador. La voz de quien tan bien nos narra esas historias que hace suyas. Esa voz con la que Carlos confiere un valor añadido a los Telediarios que incluyen su firma.

El propio Carlos del Amor define muy bien el contenido de su apuesta literaria en un vídeo colgado en Youtube: "La vida a veces es sólo una fotografía, un silencio, una noticia inesperada, un viaje en autobús. La vida a veces se resume en un segundo, o en cuarenta y cinco minutos, o en un color. La vida a veces es lo que sucede de puertas adentro. La vida a veces es muy poco, pero tan intensa… La vida a veces son historias donde los protagonistas son los detalles, las cosas pequeñas que no aparecen en las noticias". Lo dicho. El mundo de Carlos del Amor. Tan nuestro.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios