red y series

Pilar Baena

Animales políticos

HACE unas semanas se estrenó en Estados Unidos la serie Political Animals protagonizada por Sigourney Weaver (foto). Pero ni una actriz como ella puede levantar una serie sin carisma, gracia o interés. La trama familiar y profesional de la familia Hammod no consigue enganchar al espectador. Los personajes no consiguen transmitir nada y el episodio se nos hace eterno.

Weaver no es la única estrella que podemos ver en el reparto y es que parece ser que el único aliciente por continuar con esta serie lo encontramos en sus actores. Carla Gugino, Ciarán Hinds o Ellen Burstyn son algunos de los poderosos nombres que aparecen en los créditos de esta serie.

La política en general no interesa y hay que ser muy bueno para conseguir que el espectador decida adentrarse en las idas y venidas de una serie que ronda este tema como hilo central. Hablar de política en series es tener que mencionar a Aaron Sorlkin. Aunque su manera de escribir hace que muchos lo odien, hay que admitir que él ha sido uno de los pocos en conseguir que un drama político haya causado interés en la audiencia. El Ala Oeste... se mantuvo en antena durante siete temporadas llenas de tramas interesantes y de personajes con un carisma desbordante y que el espectador llegaba a amar.

Pero no sólo de dramas vive la política. En comedia también hemos encontrado producciones que han recurrido a la vida de presidentes y alcaldes para contarnos historias. Spin City con su loca alcaldía fue una de ellas. Protagonizada por Michael J. Fox, esta serie conseguía su éxito gracias al humor y la política siempre era algo secundario, o, incluso terciario.

Siguiendo en el terreno cómico, hace unos meses también la HBO decidió probar suerte con Veep y la vicepresidenta de Julia Louis-Dreyfuss. Una serie claramente inspirada en la película In the loop, sin embargo su planteamiento y estilo recuerdan además a otras series como The Office o Parks and Recreations y hace que resulte un tanto repetitiva. Curiosamente ese estilo tan parecido al de Parks... va a aumentar a partir de la nueva temporada y es que Leslie Knope, personaje protagonista de Parks ha pasado de dirigir el departamento de parques de la ciudad de Pawnee, a ser su alcaldesa. Tendremos que esperar hasta esta temporada para ver si este añadido político hace más mal que bien a la comedia de NBC. Pero quizás vayamos a perder un poco del espíritu de la serie original.

Si en la política se necesitan personas preparadas (o al menos así debería ser), para escribir una serie sobre este mundo, también necesitamos a guionistas preparados. Alguien que consiga que hasta un apolítico empedernido llegue a interesarse por la noche electoral de un presidente que aunque casi perfecto, ni siquiera sea real.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios