La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Anuncio con naturalidad y buen gusto

Dícese de un cartel anunciador que como premisa indispensable ha de llevar la de no tener que ser explicado. Y el que este año anuncia la primavera sevillana, tan llena de fiestas, no necesita que nadie venga a explicártelo. Al cartel que ha hecho Fernando Vaquero no le falta un perejil, desde el retablo de la Amargura como elemento cofradiero al autorretrato de Romero Ressendi vestido de luces para que el toreo no se quede fuera de cobertura. Elementos accesorios en torno a las edades de la mujer representados por abuela, madre e hija de flamenca y todo bajo la luz deslumbrante de nuestra primavera en un patio con niños jugando. Hasta el título del cartel tiene solera en su tipografía y la verdad es que en un tiempo tan proclive al ingenio que necesita explicación, este cuadro lleno de vida es un claro ejemplo de cómo hacer las cosas, con naturalidad y buen gusto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios