La ventana

Luis Carlos Peris

De 'Atraco a las tres' a 'Peppermint frappé'

AUNQUE ya tenía un puñado de películas a sus espaldas, José Luis López Vázquez se me apareció en Atraco a las tres. Esta cinta de Forqué resultó como el primer encuentro con la risa pura, menos astracanesca de lo que se llevaba en aquellos primeros sesenta. Con Manuel Alexandre, Agustín González o José Orjas aparecían Gracita Morales y un incipiente Alfredo Landa, los dos actores que compondrían con López Vázquez la terna para un montón de paseíllos en lo que sería el landismo. Luego llegaron El bosque del Lobo y Mi querida señorita para mostrarnos registros impensables y confirmarnos que aquel actor con bigote que encarnaba al español medio y de poco éxito era un actor descomunal. López Vázquez, como Fernán Gómez, Rabal o Closas, está ya en el Olimpo del cine universal gracias a su versatilidad, a cómo puede pasarse de Atraco a las tres a Peppermint frappé sin despeñarse.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios