¡Ay, Marifrán!

Vamos a ayudar a que se cumpla la profecía de Marifrán y a facilitar las cosas sin poner piedras en el túnel

La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, ha dicho que las obras del Metro de Sevilla, en la línea 3, empezarán en 2022 y serán licitadas en 2021. ¡Ay, Marifrán! Otra consejera, Rosa Aguilar, ya hizo profecías en su momento y le salieron fatal. ¡Ay, Marifrán, te la has jugado! Porque las profecías de Nostradamus las carga el diablo, y a finales de 2022 se supone que habrá elecciones autonómicas. No se sabe quién será el candidato o candidata del PSOE, eso también hay que decirlo. Pero no es lo mismo si hay campaña de Juanma con tuneladora y zafarrancho, o estamos como ahora. Asimismo hay que decir que por primera vez desde la década pasada (o sea, desde las profecías de Rosa Aguilar), la gente cree en las obras del Metro. Hay fe, esperanza y caridad. Eso puede haber animado a Marifrán, que se ha lanzado sin paracaídas.

En los años más recientes, el PSOE y el PP se dedicaban a confrontar líneas. Nunca se vio una tuneladora (ni en fotos), desde la inauguración de la línea 1. Sin embargo, ahora, cuando se ha insinuado que las obras del Metro van adelante y obligarán a tener la ronda histórica en obras durante tres años, se le ha prestado credibilidad, y se ha supuesto que Marifrán Carazo puede ser la consejera que lleve adelante este proyecto de la línea 3, entre Pino Montano y el Prado, primero, y después hasta el Hospital de Valme.

Pero... Ya están surgiendo las quejas. Esto es normal. Cuando no se hace nada, algunas asociaciones y fuerzas vivas permanecen en silencio sepulcral. Y cuando se va a hacer algo, protestan todos lo que habían callado antes. En este caso, porque una parte de la línea, entre la Palmera y los Bermejales, podría ir en superficie (no es seguro, es un globo sonda); y también porque el recorrido por la Ronda de Menéndez Pelayo obligará a levantar y estará tres años en obras. En ese periodo, el tráfico sería restringido, con un solo carril.

¿Y qué pasa? Hay alternativas. Existe otra ronda paralela, sobre la antigua vía del tren, que fue soterrada para la modernización del 92. Las calles Juan de Mata Carriazo y José María Moreno Galván, que antaño no existían como avenidas, pueden asumir parte de ese tráfico. Y, además, en la Ronda ya existe un tráfico restringido y está prohibido en sentido Macarena, con carril exclusivo para bus y taxi.

Serían unas obras soportables y necesarias. Vamos a ayudar a que se cumpla la profecía de Marifrán y a facilitar las cosas, sin poner piedras en el túnel. Las ventajas posteriores superarán los inconvenientes. Todos los metros subterráneos se han construido con obras. Sólo en Sevilla piden algunos que utilicen una varita mágica. A las obras, Marifrán, a las obras.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios