En tránsito

eduardo / jordá

¿Por qué?

IMAGINEMOS que estamos en Grecia y que gobierna el país la izquierda radical de Alexis Tsipras en medio de una crisis económica y social sin precedentes. Hay millones de personas que lo están pasando mal y que están cobrando salarios de risa. Pero justo entonces, una región rica del país -la isla de Mykonos, por ejemplo-, proclama su derecho a independizarse del resto de Grecia para disfrutar con más holgura de los ingresos del turismo sin tener que compartirlos con nadie. ¿Qué haría la izquierda? ¿Y qué haría una persona con dos dedos de frente? ¿Apoyaría a Tsipras? ¿O correría a dar su apoyo a los líderes -o más bien caciques- de la isla de Mykonos? Y yendo más allá, imaginemos que la Patagonia argentina, rica en gas y en petróleo, expresa su deseo de independizarse del resto de la República para no pagar impuestos ni contribuir con su riqueza a subvencionar a las provincias atrasadas de Salta y Jujuy. ¿Qué pasaría entonces? ¿Quién apoyaría el derecho a decidir de la Patagonia y quién apoyaría el derecho del resto de la República a no someterse a los caprichitos insolidarios de una región más rica que las demás? ¿Cuánto valdrían las apelaciones a la democracia de la Patagonia o de Mykonos? ¿Y quién las daría por válidas?

Por asombroso que parezca, en España ha sucedido justo lo que no habría pasado en ningún otro país del mundo. Una gran parte de nuestra izquierda y de nuestra intelectualidad (profesores, artistas, catedráticos, politólogos) ha apoyado las reivindicaciones de quienes han sabido camuflar su insolidaridad y su xenofobia con bonitos y engañosos argumentos democráticos. Y todos, de un modo u otro, hemos caído en la trampa. Lo cool, lo enrollado, lo que nos hacía parecer más inteligentes que nadie, era defender el "derecho a decidir" de quienes en realidad estaban defendiendo un proyecto fundamentalmente totalitario que hasta un párvulo debería ver con claridad. Sería bueno hacer un listado de personalidades de nuestra vida pública -empezando por Jordi Évole o el Gran Wyoming o Risto Mejide- que siempre se han burlado del "inmovilismo fascistoide y casposo del PP y del Estado Español" y que de un modo u otro han apoyado el supuesto "derecho a decidir" de Cataluña. También sería interminable la lista de intelectuales y artistas que así han actuado. ¿Por qué? Eso es lo que me gustaría saber.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios