Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

Behind...

LA hora de José Mota disfruta siempre de un plus de audiencia porque muchos de sus seguidores lo tienen como algo especial, como una Nochevieja inesperada en cualquier momento del año. Esa es una de las razones por las que le perdonan a Mota sus reincidencias y sus irregularidades. Hacer un programa semanal de humor, por mucha artillería y personal que se disponga para el empeño, está condenado a la reiteración y el tic: "Eres tonto", "Y ahora vas y lo tuiteas", son algunas de las frases de guerra que presenta José y su gente en Telecinco, etapa en la que también se incluyen Alberto y Alfonso, la bilis sevillana en el fresco de El mundo es nuestro. No hay éxito que se precie en cualquier televisión sin su muletilla.

El manchego toma de Gila, de Tono, inclusive de Buñuel para sus esperpentos televisivos como el debate existencial a tiros que también recuerda al desaparecido Ciudad K (algún día se descubrirá su dimensión) de La 2. Vuelven Mota y sus imitados, el rey en Tu Cara me suena o un Cristóbal Montoro con la misma malaje que el real. Esas parodias es lo que le dan el toque más nocheviejero, más celebrado, a Mota, behind the musgo.

El último superviviente o Más allá de la vida son algunos de los espacios parodiados. Viendo las parrillas de Mediaset no le va a faltar materia prima para imitar.

También La hora... brinda chistes filmados, con más o menos fortuna, con los altibajos habituales del ex Cruz y Raya que por ahora se afanará en no estirar los sketches. Sobre todo por lo que cobra tiene que esforzarse más que nunca.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios