Desde mi córner

Luis Carlos Peris

El Betis, otra vez a mediodía en su Liga

OTRA vez a mediodía y a ver si la fortuna vuelve en Vallecas a comportarse como se comportó con el Betis en Gijón. En aquella luminosa matinal astur, el Betis sacó petróleo gracias, sobre todo, a la calidad individual de un futbolista que lleva camino de instalarse en el podio de la historia verde, blanca y verde. Eso será en el caso de que no lo haya conseguido ya, pues con sus goles ha permitido que el Betis sobreviva a un lustro tenebroso.

Otro mediodía, pero Vallecas no es El Molinón en la vida bética. La última vez que el Betis ganó en Payaso Fofó sin número iba manejado por el inefable Carlos Timoteo Griguol y en el otro banquillo vivaqueaba un tal Juan de la Cruz Ramos. Ha pasado demasiada agua bajo los puentes y en ese tiempo sufrió el Betis hasta incomprensibles humillaciones. Como aquella en que un defensa propio, el brasileño Paulao, parecía militar en la partida vallecana y no en la bética.

Pero todo eso es historia, como historia es el bajo pedigrí de Pepe Mel en sus confrontaciones con un Rayo que le es familiar, muy familiar. Y hoy bien pudiera ser el día en que se rompa toda esta suerte de maleficios. Un punto abajo el Rayo en la tabla, la tropa de ese muy competente entrenador que es Paco Jémez, Paco en las alineaciones de los noventa, ya demostró la pasada jornada en Nervión que se trata de un equipo que sabe lo que quiere y cómo lograrlo.

Ir atesorando puntos para cuando las vacas flacas hagan acto de presencia es una prioridad que pasa por puntuar en sitios como Vallecas, rodeo de un equipo que milita en esa otra Liga que es la misma que pelea el Real Betis Balompié. Un triunfo permitiría también que fuesen languideciendo esas conspiraciones sinsentido a la vez que permitiría que el sevillanísimo club de las trece barras y la corona mirase a un futuro con menos sobresaltos y más bonanza.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios