Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Buen antídoto para el síndrome de abstinencia

Después de un parón insufrible la Liga hace acto de presencia con un menú muy sabroso

Tras lo de anoche en Heliópolis llega una sabatina que rezuma fútbol por sus cuatro costados. No podía ser menos para contrarrestar el insoportable síndrome de abstinencia sufrido a cuenta del parón. Un parón como remate de tanto parón como registra el calendario liguero y que, por ejemplo, provoca que aquella explosión de fútbol ocurrida en Nervión hace dos semanas parezca que tuvo efecto hace una eternidad, o dos.

Es una sabatina de menos a más que arranca a la hora de los chinos en Riazor, un rodeo habitualmente amable para el Sevilla. En pleno temporal norteño encuentra el Sevilla la oportunidad de acortar distancias con los de arriba. Rota en Leganés la infamante racha como viajero, el Dépor se aparece como rival idóneo para ir a la reconquista de un puesto en el ático de la tabla. A partir de ahí, el sábado irá ganando en trapío hasta romper en un auténtico acontecimiento.

No debe el Barça encontrar problemas imposibles ante el Málaga. Neymar vuelve de ganarle a Messi en Belo Horizonte y Messi de formar su enésimo lío en San Juan frente a Colombia. O sea, que retornan con la autoestima en alza, lo que supone un plus de intranquilidad para la tropa de Juande. Y aunque subyace aquella gesta del Alavés en el Camp Nou, no veo que los apostantes vayan a los corrillos en disposición alguna de torcer por los de Martiricos.

Y, señoras y señores, ladies and gentlemen, derbi a la grande en el Calderón, el que dicen que será el último derbi de la M-30. Los devaneos de la tropa del Cholo en Nervión y Anoeta han propiciado que ahora el rival los observe por el retrovisor y a la friolera de seis puntos de distancia. Para el bien de la Liga procede un triunfo colchonero, lo que no es raro desde que llegó el argentino a su puente de mando. Pero que pase lo que tenga que pasar en esta sabatina tan reparadora.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios