Buen ritmo de creación de empleo

LA economía española ha alcanzado un buen ritmo de creación de empleo, compatible con el crecimiento de algunas décimas por encima del 3% del PIB. Aunque en el país aún hay 4,09 millones de desempleados inscritos, y la cobertura de protección sólo llega al 52% de ellos, 2015 ha cerrado con medio millón de afiliados más y con 354.203 parados menos. Si la economía mantuviese su ritmo, sería posible llegar, tal como preveía el Gobierno de Rajoy, a los 20 millones de trabajadores en cuatro años, lo que supondría volver a unos niveles anteriores a la crisis y la superación de los problemas de la Seguridad Social. Algunos analistas sostienen que la década se podría cerrar con unos niveles de ocupación históricos, a los que se llegaría como consecuencia del duro ajuste de competitividad que ha realizado España durante la crisis. Diciembre ha funcionado muy bien en cuanto al empleo, en especial en el sector del comercio, animado por las compras navideñas después de varios años de contención del gasto familiar. El ritmo de contratación ha sido de dos dígitos durante 2015, y se espera que, al menos, se mantengan así hasta mediados de 2016, cuando harán falta nuevos impulsos. Este es un factor importante que se debe considerar en los momentos en que se negocia la formación del Gobierno en España. El país ha salido de la recesión, está dejando atrás la crisis, pero aún hay cuatro millones de parados y sólo 17,3 afiliados a la Seguridad Social. La política debe acompañar a la economía, y el nuevo Gobierno debe aprovechar esta fase de recuperación. Sería imperdonable que el desacuerdo de los partidos malograse este momento. Por lo que respecta a Andalucía, aunque el dato del paro en diciembre ha sido muy bueno, la comunidad no muestra los mejores datos del país. A pesar de situarnos en el primer puesto en cuanto al número de parados, de los 533.000 nuevos afiliados, 85.314 son andaluces, lo que supone el 15% cuando la población está dos puntos por encima. En Andalucía hay 962.974 inscritos en el paro, parece que se ha dejado atrás la fatídica cifra del millón de desempleados, pero la comunidad necesita mejorar su ritmo de creación de empleo. Diciembre, es en cierto modo, un mes engañoso por cuanto absorbe la creación de empleo temporal de algunas labores agrícolas, en especial la del olivar en Jaén. Esto obliga a un replanteamiento de las políticas laborales en la comunidad. A pesar de ser la de mayor número de personas sin trabajo, las políticas activas de empleo siguen sin funcionar debido a los problemas judiciales que se acarrean del pasado. Esto debe llegar a su fin en 2016, debe ser la única prioridad del Gobierno andaluz.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios